ADE acelera otro paquete de 50 millones en préstamos para financiar proyectos de empresas. Castilla y Leon

Publicado el 27/10/2014

Los créditos, entre 300.000 euros y siete millones, pueden destinarse a la ejecución de nuevas inversiones en centros productivos de la Comunidad o como capital circulante

Share Button

Fuente: Diario de Burgos

25 de OCT. / Ical

La financiación al tejido productivo de Castilla y León por parte de ADE incluirá novedades en 2015, con el diseño de préstamos dirigidos al crecimiento empresarial, que contempla un acompañamiento a través de planes plurianuales, combinando capital tanto para circulante como para inversiones.

 

En esta línea, la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial de Castilla y León (ADE) publicó ayer en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) una convocatoria para acceder a la concesión de préstamos destinados a financiar proyectos empresariales en Castilla y León, por valor de 50 millones. Los fondos proceden del acuerdo de financiación suscrito con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y las solicitudes se podrán presentar hasta el 30 de octubre de 2015.

 

El acuerdo pretende atender a la situación actual, donde los empresarios demandan financiación para sus proyectos de inversión y necesidades de capital circulante. Dadas las dificultades para acudir a los mercados financieros, desde la Consejería de Economía y Empleo ven necesario facilitar el acceso a la financiación en unas condiciones adecuadas.

 

Impulso económico. Por ello, ADE facilita el acceso a la financiación como un factor determinante en el impulso del desarrollo económico regional, ya que «la mejora de las condiciones financieras en el tejido empresarial llevará al incremento de la competitividad y a la creación de nuevos puestos de trabajo».

Otra de las novedades de esta convocatoria es que pueden acceder a estos préstamos, además de las pymes, las denominadas ‘mid-cap’ o empresas de mediana capitalización que desarrollen un proyecto de inversión en alguno de sus centros productivos en Castilla y León, o en el caso de proyectos de circulante, que corresponda a las necesidades de los centros regionales.

 

Los préstamos serán a tipo de interés variable destinados a financiar con carácter exclusivo el proyecto considerado financiable. El importe mínimo será de 300.000 euros y el máximo no podrá sobrepasar los siete millones. El límite de la cantidad concedida para financiar inversiones podrá alcanzar hasta el 70 por ciento del coste del proyecto y, en el caso de circulante, el importe no podrá exceder del 50 por ciento.

 

Las inversiones y los gastos que se pueden financiar como parte del proyecto pasan por la adquisición, renovación o extensión de activos tangibles nuevos o de primer uso. Asimismo, se puede utilizar como base de capital circulante estable que permita a las empresas financiar las obligaciones derivadas de su ciclo comercial.