Agricultura y Ganadería apuesta por la competitividad y el emprendimiento y aumenta su presupuesto hasta los 1.400 millones

Publicado el 27/10/2017

Supone 39,1 millones de euros más que en 2017, con 924,4 millones destinados a la Política Agrícola Común (PAC)

Share Button

Milagros Marcos, consejera de Agricultura y Ganadería, detalló este miércoles las líneas del presupuesto para 2018 con el que contará esta Consejería. Unas cuentas que superan los 1.400,5 millones de euros, lo que supone 39,1 millones de euros más que el ejercicio actual. Excluyendo la cuantía de la Política Agrícola Común (PAC), que asciende a 924,4 millones, el presupuesto propio se incrementa un 8,8% hasta los 476,1 millones de euros. Es, de este modo, la Consejería con mayor crecimiento.

Según Marcos, el 90% de este presupuesto (1.262,9 millones de euros) se transferirá directamente al sector y el otro 10% servirá, fundamentalmente, para la gestión de ayudas e inversiones. De este modo, más de 9 de cada 10 euros irán directamente a los más de 80.000 agricultores y ganaderos de la comunidad autónoma, a la industria agroalimentaria y al desarrollo rural.

Las prioridades de este presupuesto se centran en dar respuesta a los grandes retos a los que se enfrenta el sector agrario: el rejuvenecimiento, una mayor competitividad y productividad, cooperativas más grandes y fuertes para mejorar las negociaciones, mayor coordinación con el sector industrial y prevención ante las adversidades biológicas y climatológicas. Para lograrlo, Agricultura y Ganadería cuenta con el modelo de las Plataformas de Productividad y Competitividad Agroalimentaria de Castilla y León.

Rejuvenecimiento 

La partida destinada al rejuvenecimiento del sector, con 35,3 millones de euros, crece un 6% con el objetivo de avanzar, de forma decidida, en la incorporación de jóvenes al campo y en retener el talento de la industria agroalimentaria. Para ello, se pondrán en marcha nuevas medidas de formación y asesoramiento que contarán con 7,1 millones de euros, un 7,1% más. Para ello se desarrollarán diferentes iniciativas, como Agro Tutor Joven, un nuevo servicio de tutorización personalizada integral que abarcará la etapa previa a la formación, la elaboración y puesta en marcha del plan de empresa, y que continuará posteriormente hasta la consolidación de la actividad empresarial.

La Consejería de Agricultura y Ganadería incorporará, además, un proyecto piloto con la Universidad de Valladolid para alinear contenidos y competencias de Formación Profesional agraria y estudios de grado; consolidará los Máster en Maestro Fromelier y el Curso Internacional Sumiller como elementos de referencia en la formación de ambos sectores; implantará un nuevo Programa Agro Becas +50 para que jóvenes universitarios puedan optar a formación especializada en centros de excelencia nacional e internacional; y celebrará una nueva edición de Agricool, el encuentro profesional entre el sector transformador al que también se invitará a jóvenes universitarios.

Estas nuevas líneas se unirán a las ayudas a la instalación de jóvenes agricultores, que en 2018 contarán con 17,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 16,1%. Además, por primera vez, los jóvenes tendrán prioridad para el acceso al Instrumento Financiero y dispondrán de la ayuda específica de la PAC, dotada con 7 millones de euros.

Competitividad

Aumentar la productividad y la competitividad es la segunda necesidad de los sectores primario y agroalimentario, a lo que la Consejería de Agricultura y Ganadería destinará 299,5 millones de euros, un 8,2% más que en 2017. Al sector productor se destinarán directamente 231,6 millones de euros, sin contar las ayudas de la PAC, y 45,5 millones de euros a la industria agroalimentaria. A esta cuantía hay que añadir 22,3 millones de euros en investigación y calidad y otros 110 millones de euros en préstamos para inversiones garantizadas a través del nuevo Instrumento Financiero.

El sector productor recibirá el próximo año 1.155,6 millones de euros, de los cuales 924,4 millones serán ayudas procedentes de la PAC y el resto, 231,6 millones de euros, serán recursos propios de financiación directa para avanzar en los retos de competitividad y estar preparados ante las adversidades climatológicas.

La primera actuación para hacer más competitivo este sector son las inversiones en modernización de las explotaciones agrarias y, para ello, se dispondrá de 22,1 millones de euros, un 4,3% más, con especial incidencia en aquellos proyectos que permitan prevenir heladas o estar mejor preparados ante tormentas o granizo.

El presupuesto de 2018 apoyará, además, inversiones en explotaciones agrícolas y ganaderas, con prioridad para los jóvenes, a través del citado Instrumento Financiero que contará, para este sector, con una dotación de 6,7 millones de euros en activos financieros que permitirán líneas de préstamos por unos 35 millones de euros. La otra gran línea inversora para hacer más competitivo y productivo el sector productor es la referente a las infraestructuras agrarias que contará con una dotación de 84,3 millones de euros, un 26% más.

En el marco de la productividad y la competitividad las líneas de actuación dirigidas a favorecer los medios de producción agraria tendrán un tratamiento especial en este presupuesto y contarán con 26,9 millones de euros, un 6% más, a lo que hay que añadir el ahorro de 2 millones de euros que en 2018 va a tener el sector agrario tras la eliminación y exención de todas las tasas para ayudar al sector como consecuencia de las adversidades climatológicas.

Sector transformador

Para mejorar la productividad y competitividad del sector industrial, Agricultura y Ganadería destinará cerca de 110 millones de euros. Pondrá en marcha la Agenda Agroalimentaria +50, en la que se definirá la Red Estratégica de Parques Agroalimentarios Rurales de Castilla y León. La industria agroalimentaria contará en 2018 con 49,2 millones de euros, de los cuales 33,8 millones de euros se destinan a subvenciones a fondo perdido para proyectos inversores en la transformación, esto es un 0,6% más, y por otro lado con el apoyo derivado a las inversiones en industria agroalimentaria, préstamos por unos 75 millones de euros que podrán compatibilizarse con las líneas de subvenciones anteriormente citadas. Esto será posible con las garantías que se han incluido por importe de 15,4 millones de euros.

Además, se impulsarán aún más las exportaciones con la Estrategia de Internacionalización, consiguiendo que esa salida al exterior de la industria agroalimentaria sea una palanca de desarrollo que arrastre también al sector productor de materias primas.

Calidad 

Más de 8,5 millones, un 26,6% más que el año pasado, irán destinados a convertir la calidad en un elemento diferencial en las producciones de Castilla y León. Para ello, la Consejería empleará sus esfuerzos en potenciar la marca de garantía Tierra de Sabor, para que llegue a un mayor número de consumidores y a más mercados, y englobe más productos.

En este presupuesto, la promoción y la calidad alimentaria contarán con 6,8 millones, lo que supone un incremento del 35,4%, con un apoyo decidido a los consejos reguladores y asociaciones sectoriales que contarán con más de 1,1 millones de euros para impulsar las 67 figuras de calidad existentes, y la puesta en marcha de 3 nuevas líneas de ayuda que se acaban de regular para fomentar la participación en regímenes de calidad, mercados locales y el impulso de acciones de conocimiento de este tipo de producción y que contarán con 1,2 millones de euros.

En cuanto a la trazabilidad, la Consejería reforzará los controles específicos para garantizar el origen de los productos reconocidos en Castilla y León con un Plan de Control Integrado para Producciones de Calidad Reconocida para el que se destinarán 1,7 millones de euros.

Rentas agrarias

Respecto a la Renta Agraria de Castilla y León, la Consejería de Agricultura y Ganadería va a dedicar en el presupuesto de este año 1.012,5 millones de euros. En cuanto a la PAC, Castilla y León aumenta la cuantía con 924,4 millones de euros y el compromiso de transferir al sector, en el mismo año de solicitud, al menos el 85% de los pagos. El grueso de esta cifra corresponde al pago básico, pago verde y pago directo a 2.500 jóvenes, lo que supone 776,8 millones de euros que llegarán a 70.000 agricultores y ganaderos, así como 132 millones de euros que se transferirán a la cuenta de 50.000 beneficiarios en concepto de ayudas asociadas a determinadas producciones. Otros 9 millones de euros irán destinados al Régimen de Pequeños Agricultores y 6 millones de euros más al sector vitivinícola y al consumo de leche y fruta en los colegios.

Respecto a las subvenciones al desarrollo rural se establecen 3 tipos de medidas: ayudas al agroambiente y clima, a la agricultura ecológica e indemnizaciones en zonas de montaña y con limitaciones productivas, que en su conjunto suman 72,1 millones de euros.

El tercer bloque de ayudas agrupa el conjunto de medidas presupuestarias dirigidas a combatir y paliar los efectos de las adversidades climatológicas. Respecto a las medidas urgentes, se materializan en 2 líneas de ayudas de mínimos: una destinada a garantizar agua a las explotaciones ganaderas extensivas, y la otra, de préstamos de liquidez. Para ello, se han presupuestado 8,2 millones de euros.

También para combatir las adversidades climatológicas, la Consejería establece las ayudas a los seguros agrarios que contarán con 7,8 millones de euros, un 15% más que en 2017 y el triple que en el presupuesto de 2015.

Por su parte, el impulso al cooperativismo contará con una dotación de 3 millones, lo que supone un incremento del 3,5%, con el objetivo de conseguir fortaleza y organización.

Investigación y aplicación tecnológica

Asimismo, como apuntó Marcos, para la investigación y la aplicación tecnológica se incrementa el presupuesto en este apartado un 27,1% hasta los 13,8 millones de euros con el objetivo de continuar con la implementación del Mapa de Investigación Agraria. En la actualidad son ya 66 proyectos específicos desarrollados con este modelo. Además, el próximo año se pondrá en marcha el primer Programa en Bioeconomía de Gestión y Desarrollo Agroalimentario para conseguir mayor competitividad.

Diversificación rural

Con el objetivo de impulsar iniciativas empresariales en el medio rural que fijen población, la Consejería destinará este año 20,9 millones de euros a los 44 grupos de acción local para apoyar proyectos, principalmente productivos, que generen empleo. Estas iniciativas se van a ver fortalecidas con la nueva Estrategia Rural que se desarrollará el próximo año para la captación, asesoramiento y puesta en marcha de ideas emprendedoras en el medio rural.

Fuente: castillayleoneconomica.es