Castilla y León es la segunda Comunidad con peor saldo laboral en movilidad

Publicado el 21/07/2015

Según Randstad, en el primer trimestre de 2015 salieron 8.200 trabajadores más de los que entraron

Share Button

Fuente: noticiascastillayleon.com

En el primer trimestre del 2015 salieron de Castilla y León 8.200 trabajadores más que los que entraron de otras autonomías, según la compañía de recursos humanos Randstad, que sitúa a esta Comunidad como la segunda con saldo más negativo después de Castilla-La Mancha.

El análisis de Randstad, que se ha elaborado a partir de los datos publicados por el Servicio de Empleo Público Estatal, determina que los contratos que implican la movilidad geográfica de los trabajadores alcanzaron en el primer trimestre del año su cifra más alta desde 2010.

Por comunidades autónomas, el estudio señala que 11 de las 17 regiones españolas son emisoras de trabajadores, es decir, salen más profesionales a otras comunidades de los que entran a trabajar.

Entre éstas destaca Castilla-La Mancha, con un saldo negativo de -18.400, seguida a mucha distancia por Castilla y León y Andalucía, con saldos negativos de -8.200 y -7.900 trabajadores, respectivamente.

Entre las comunidades receptoras de profesionales, destaca Madrid con un saldo de 45.200 trabajadores, seguida de Cataluña con 6.700 y Murcia con 5.300 en el primer trimestre del año.

Por otra parte, el informe subraya que 16 provincias reciben más trabajadores de los que emiten y que además de Madrid; Barcelona y Huelva son las dos únicas provincias con saldos positivos superiores a los 10.000 empleados.

En Castilla y León en todas las provincias salen más trabajadores que los que entran salvo en Palencia, con un saldo positivo de 846 profesionales en el primer trimestre; y Soria, donde el saldo fue de 405.

En Ávila entraron 1.323 trabajadores y salieron 2.659; en Burgos entraron 2.527 y salieron 4.848; en León entraron 2.682 y salieron 4.233; en Salamanca los datos fueron de 2.434 entradas y 3.657 salidas; en Valladolid de 4.961 y 6.272 y en Zamora de 1.380 y 2.468.

Las provincias que más profesionales emitieron en España fueron Cádiz y Toledo, con saldos de -11.100 y -9.200 trabajadores, respectivamente.

El análisis también muestra que en Guadalajara, Toledo y Cuenca, más del 25 % de las contrataciones implicó desplazamientos geográficos, siendo las provincias donde los trabajadores muestran mayor movilidad, frente a Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas y Badajoz donde hay una menor movilidad entre los empleados.

Randstad indica en su informe que en el primer trimestre de 2015 se firmaron más de 487.000 contratos que suponían movilidad en los tres primeros meses de 2015, 43.000 más que en 2014 y 140.000 más que en 2013 durante el mismo periodo.

Precisamente 2013 fue el año que registró el menor volumen de contrataciones de esta clase desde 2010.

Asimismo, el estudio muestra que el 12,1 % de las contrataciones conllevaron el cambio de provincia del profesional durante el primer trimestre de 2015, una cifra que descendió 0,4 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2014.

Por sexos, el análisis señala que existen “pronunciadas variaciones” entre hombres y mujeres, así el 14,3 % del total de las contrataciones implicó el cambio de provincia en hombres, frente al 9,3 % en mujeres.

Por sectores, el estudio revela que el sector servicios registra seis de cada diez contratos con movilidad a otra provincia (58,2 %), con más de 283.800 contrataciones, seguido de la agricultura, la construcción y la industria, con el 22,6 %, el 10,3 % y el 8,8 %, respectivamente.