Castilla y León, la comunidad de España donde más caen los salarios

Publicado el 22/05/2015
resizer.php

La capacidad de compra de los asalariados de Castilla y León desciende el 10% en cinco años

Share Button

Fuente: elnortedecastilla.es

Los trabajadores de Castilla y León encabezan una clasificación en la que preferirían estar en las últimas plazas. El salario medio en la comunidad registra la mayor pérdida acumulada de poder adquisitivo desde 2009 hasta el 2014. En esas cinco anualidades, el sueldo medio en Castilla y León sufrió una pérdida de poder adquisitivo cifrada en el 10,1%, la más profunda de las caídas por autonomías en España. Los empleados de Castilla y León contaban a acabar el cuarto trimestre del año pasado con un salario medio ordinario bruto de 1.455 euros, el cuarto más bajo de España por delante de Extremadura (1.353), Canarias (1.387 euros) y Murcia (1.454). La media nacional era de 1.634 euros, una cifra que supone igualar en 2014 la de 2013 y son cinco euros menos que en 2012. La diferencia entre la comunidad y España se agranda, si en 2013 era 141 euros inferior para los trabajadores castellanos y leoneses, al término del año pasado la brecha había crecido hasta los 179 euros, 38 euros más de diferencia que dos años atrás.

Es la primera vez desde 1945 que el salario medio de un año resulta más bajo que el de dos ejercicios económicos anteriores. Pese a ello, comparado el salario medio de 2014 con el de 2009 se aprecia una diferencia favorable del 1,4%, es decir, el sueldo medio ha ganado en los últimos seis años 21 euros al mes en el conjunto nacional, según el III Monitor Anual Adecco sobre Salarios difundido en la jornada de ayer.

La brecha crece

Sólo cuatro comunidades mostraron un salario medio superior al del conjunto nacional: País Vasco (1.969 euros), Madrid (1.927), Navarra (1.752) y Cataluña (1.715 euros). Por tanto, hay una brecha máxima de 616 euros mensuales (que supera los 7.390 euros anuales) entre la remuneración vasca y la extremeña (máximo y mínimo salario), con lo que un asalariado vasco percibe de media el 45,6% más que un extremeño. En otras palabras, lo que percibe un trabajador medio extremeño en un año es lo que gana uno vasco en poco más de ocho meses. Con todo, esta brecha es tres puntos porcentuales más baja que la de 2013, cuando la diferencia entre ambos salarios alcanzaba a 649 euros.

Bajando a cada región, sólo cuatro comunidades mostraron en 2014 un salario medio superior al del país: País Vasco (1.969 euros), la Comunidad de Madrid (1.927 euros), Navarra (1.752 euros) y Cataluña (1.715 euros). En el otro extremo, Canarias y Extremadura continúan, al igual que en los dos años anteriores, como las únicas con salarios inferiores –de media- a 1.400 euros.

Los que más cobran

El salario medio vasco supera en más de 6.000 euros anuales la remuneración media de otras seis autonomías: la Comunidad Valenciana (1.467 euros al mes), Galicia (1.461 euros), Castilla y León (1.455 euros al mes), Murcia (1.454 euros) y Canarias (1.387 euros). Madrid es la otra comunidad con una ventaja salarial superior a los 6.000 euros anuales, aunque solamente respecto de Canarias y de Extremadura.

Comparando los salarios de 2014 con los de 2009 se ve que diez autonomías tienen remuneraciones medias más altas, mientras las restantes siete sufren un descenso. Los avances más marcados corresponden al País Vasco (5,1%) y Madrid (4,4%). Los retrocesos más pronunciados se encuentran en Andalucía (1,7%) y Aragón (1,6%).

Por lo que se refiere al poder adquisitivo desde 2009, el panorama es más homogéneo. El poder de compra del salario medio se redujo en todas las comunidades, si bien Castilla y León sufrió la mayor caída, con el 10,1% en los últimos cinco años, seguida de Cataluña y Asturias, ambas con un 9,6% menos. Tres comunidades gozan de los salarios nominales más elevados o, lo que es lo mismo, su poder adquisitivo bajó menos: País Vasco (3,7%), Madrid (4%) y Navarra (4,3%). En el otro extremo se cuentan seis regiones donde la remuneración media sufrió una pérdida en capacidad adquisitiva superior al 9%: Castilla y León (10,1%), Cataluña y Asturias (9,6% en ambos casos), Baleares (9,5%), Aragón (9,4%) y Andalucía (9,3%). Pese a que las comunidades con salarios más altos son las que exhibieron la menor pérdida de poder de compra, no debe deducirse la existencia de una relación determinada entre la evolución del salario real y su nivel nominal.

Por ejemplo, Cataluña, el cuarto salario más elevado, tuvo un desgaste en capacidad de compra 2,5 puntos porcentuales mayor que los de Murcia, Canarias y Extremadura, que son las tres autonomías con remuneraciones medias más bajas.

5.136 euros menos que la UE

El análisis de los salarios en comparación con el resto de los países de la Unión Europea detecta importantes variaciones. El salario medio ordinario bruto en los 28 países de la Unión Europea fue en 2014, de media, de 2.062 euros mensuales. Así, la remuneración media española resulta el 20,8% más baja. La diferencia es de 428 euros mensuales o, 5.136 euros por año.

Y sin embargo, Adecco puntualiza que a pesar de la desventaja en comparación con la remuneración media europea, España se sitúa en una situación intermedia: hay 14 países cuyos salarios medios son inferiores al español. Los restantes 13 tienen remuneraciones mayores que la española.

El sueldo en los 28 países comunitarios podría repartirse en tres grupos. En primer lugar, se cuentan diez con un salario medio inferior a 1.000 euros por mes: Bulgaria (376 euros), Rumanía (467 euros), Lituania (484 euros), Hungría (599 euros), Letonia (668 euros), Polonia (716 euros), República Checa (795 euros), Croacia (822 euros), Eslovaquia (823 euros) y Estonia (891 euros).

El grupo intermedio

Hay nueve países con una remuneración media superior a 1.000 euros pero inferior a 2.500. Conforman el grupo de salarios intermedios. Entre ellos se coloca España, con sus 1.634 euros mensuales. Se integran también Grecia (1.064 euros), Portugal (1.070 euros), Eslovenia (1.158 euros), Malta (1.197 euros), Chipre (1.833 euros), Italia (2.022 euros), Austria (2.304 euros) y Francia (2.417). Hay amplias diferencias. Así, los salarios de Austria y Francia duplican los de Grecia y Portugal.

Otro grupo de nueve países disfrutan de remuneraciones de más de 2.500 euros por mes. Son Reino Unido (2.596 euros), Irlanda (2.607 euros), Alemania (2.609 euros), Suecia (2.617 euros), Bélgica (2.619 euros), Holanda (2.703 euros), Finlandia (2.735 euros) y Luxemburgo (2.980 euros). La remuneración más alta se encuentra en Dinamarca (3.706 euros). Este grupo es más homogéneo con diferencias que no superan el 5% si se exceptúan los casos de Luxemburgo y Dinamarca.

Por actividades, el resultado más favorable se encuentra en la Industria, cuya remuneración media no ha dejado de crecer a lo largo de la crisis. En 2014, se elevó a 1.893 euros mensuales, el 1,7% por encima del año anterior y el 9,4% más alto que la de 2009.

Cobran menos que en 2009

En el extremo contrario, el salario medio de los Servicios se redujo por segundo año consecutivo. En 2014 disminuyó el 0,4% frente al año anterior hasta los 1.585 euros mensuales, que se añade al recortedel 0,8% registrado en 2013. Así, la remuneración media de los Servicios perdió el 1,2% en el bienio, loque equivale a un recorte de 18 euros al mes. Servicios es el único sector cuya remuneración media es inferior a la de 2009, cuando alcanzaba a 1.589 euros mensuales (0,3% menos).