Cómo ayudar a los trabajadores a conciliar trabajo y vida personal

Publicado el 27/07/2016

Pedro Ballesteros, Country Manager de Polycom España & Portugal da las claves
En lugar de poner a los empleados en esta situación complicada, los líderes empresariales deben fomentar la integración de la vida laboral.

Share Button

Conciliar la vida personal y profesional es difícil, e incluso a veces imposible, al menos durante un largo periodo de tiempo, hay que ser realistas. Los esfuerzos de las empresas para permitir horarios de trabajo flexibles sin duda pueden ayudar, pero los empleados siempre tendrán dificultades para conciliar el trabajo y la vida. En lugar de poner a los empleados en esta situación complicada, los líderes empresariales deben fomentar la integración de la vida laboral.

Pedro Ballesteros, Country Manager de Polycom España & Portugal da las claves sobre cómo las empresas pueden ayudar a su equipo humano a integrar el trabajo y la vida personal.

Para lograr la integración de la vida personal y profesional en la empresa, son necesarios tres factores: definir el propósito o meta, contratar de manera inteligente y proporcionar las herramientas que faciliten a los empleados dicha integración. Vamos a ver más en profundidad cada uno:

Definir y comunicar el propósito

La gente no compra lo que haces, compra el por qué detrás del producto o servicio“, afirma Ballesteros, que pone como ejemplo cómo las aerolíneas inteligentes saben que no venden billetes de avión sino que “venden reuniones familiares y viajes de negocios sin estrés”.

De la misma manera, los empleados están motivados y comprometidos cuando no trabajan hacia un “qué”, sino un propósito o “por qué.” “Esto debe ser el propósito de la compañía, su razón de ser en los negocios”, asegura Ballesteros.

Una vez definido, los empleados deben entender el propósito de la empresa. “¿Qué papel juega cada departamento para lograr ese objetivo? ¿y cada trabajador por sí mismo?”, plantea Ballesteros. Cuando los empleados saben que están contribuyendo a algo más grande que ellos mismos, “están más comprometidos y son más productivos e innovadores“.

“El sentido del propósito de la empresa debe ser comunicado siempre que la marca se presenta al mundo: en cada palabra en la página web, cada conversación con el cliente, cada producto… pero, también, debe expresarse a través de su cultura de empresa. Esto puede requerir dar más capacidad a RRHH para influir a la hora de dar forma a la cultura de la organización, para que pueda asegurarse de que está alineada con la visión de la empresa”, puntualiza Ballesteros.

Contratar de manera inteligente

Todo el mundo en un momento u otro escoge un trabajo simplemente por sueldo o como un escalón hacia algo mejor. Sin embargo, si una empresa quiere favorecer la integración de la vida laboral, se debe contratar de manera inteligente. Eso significa, según Ballesteros, “permanecer tan fiel al propósito y los valores, que se descarten los candidatos que responden claramente a sueldo o beneficios y se consideren solo candidatos que compartan el propósito de la empresa”.

“Cuando las empresas y sus trabajadores comparten un mismo propósito, dirigen su trabajo hacia el mismo objetivo. Cuando éste es el caso, los empleados están intrínsecamente motivados y tienden a ser más creativos y estar más dispuestos a asumir riesgos”, asegura Ballesteros.

Éste es el tipo de empleados que quieren la integración de la vida laboral, y son también en los que se puede confiar siendo flexibles, ya que tienen un deseo natural de lograr que la compañía tenga éxito.

Dar a los empleados las herramientas adecuadas

Una investigación encargada por Polycom muestra que uno de los objetivos de negocio más importantes de todas las organizaciones es posibilitar a los empleados, a través de las herramientas adecuadas y soluciones tecnológicas, la flexibilidad de trabajar desde cualquier lugar. El estudio, realizado por Virgin Media Business, reveló que nueve de diez personasque se identifican como millennials, citan la flexibilidad en el lugar de trabajo como una prioridad.

“La flexibilidad de trabajar desde casa – o en cualquier otro lugar - es clave para permitir la integración de la vida laboral”, apunta Ballesteros. “Esto requiere una herramienta de comunicación que garantice la productividad y facilite la colaboración con independencia de dónde estén los empleados o del dispositivo que se esté utilizando. Debido a que tanto la productividad como la colaboración se optimizan cuando los empleados están físicamente juntos, la herramienta también debe tener en cuenta la disparidad de ubicaciones y dar a los empleados la sensación de que están trabajando en el mismo espacio, incluso desde el otro lado del mundo. Esta es una tarea difícil para la mayoría de las soluciones de colaboración, pero no para el vídeo”.

Ballesteros señala que una solución de colaboración de vídeo para empresas “permite a los empleados verse y escucharse el uno al otro tocando solo un botón (o de manera táctil) tanto en conference callsplanificadas previamente, como en aquellas improvisadas entre dos personas. Cualquier participante en la llamada puede compartir contenidos con todos los demás para que las decisiones se puedan tomar en el mismo momento. Además, como los empleados pueden verse entre sí, es más fácil tener la confianza necesaria para colaborar de manera creativa”.

“Lograr una organización con éxito significa salir de la mentalidad de que sus trabajadores deben gastar tiempo y energía en buscar continuamente un equilibrio entre el trabajo y su vida. Hay que dar a los empleados la flexibilidad que desean facilitando la integración de la vida y el trabajo. Primero, define y comunica el porqué de la empresa, para conseguir empleados involucrados y comprometidos. Y, aunque puede ser tentador centrarse en las habilidades profesionales, no hay que olvidar esos valores al contratar nuevas personas en la empresa. Para que los empleados integren sus vidas profesionales y personales facilítales la tecnología que les proporciona los beneficios de estar cara a cara, con la libertad de elegir dónde realizar su trabajo”, finaliza Ballesteros.

Fuente: equiposytalento.com