Conoce la España que crea empleo: 20 sectores que siguieron contratando en crisis

Publicado el 26/11/2013

Un informe del Banco de España revela que durante la crisis España ha seguido creando empleo neto en sectores como la educación, la sanidad, la dependencia o los servicios a empresas.
Sin embargo, estamos descolgados en algunos de los principales yacimientos de empleo europeos: descontaminación, actividades científicas o servicios de alquiler de vivienda.

Share Button

Fuente: lainformacion.com

España ha destruído cuatro millones de empleos desde mediados del año 2008, su tasa de paro se ha elevado hasta niveles impropios de una economía desarrollada, llegando a superar el 27% y, sin embargo, no ha dejado de crear puestos de trabajo en ningún momento.

Así lo revela un interesante recuadro (página 29) incluído por el Banco de España en su último informe sobre los resultados de las empresas no financieras publicado este lunes, en el que se identifican una veintena de sectores que han continuado creando empleo en términos netos en plena crisis, entre los años 2008 y 2011.

Muchos de ellos están estrechamente vinculados a la acción de las Administraciones Públicas, que no empezaron a destruir empleo de manera relevante hasta el pasado año, pero otros constituyen actividades de naturaleza radicalmente privada que por unas razones u otras han soportado mejor la crisis que otros ámbitos.

Entre éstos últimos destaca poderosamente el tirón de las actividades extractivas de petróleo y gas natural, donde el empleo se incrementó un 9,2% en ese periodo al calor del repunte de la producción autóctona de gas natural y de un incipiente interés por la exploración de los yacimientos de petróleo nacionales.

Otros ámbito de actividad privada donde también se crearon puestos de trabajo fueron la agricultura, el refino de productos petrolíferos, la fabricación de otro material de transporte (ferrocarrilles, barcos, vehículos militares) y la gestión empresarial, tanto en sociedades holding como en sedes centrales de compañías.

Las actividades informáticas y de otros servicios de información, incluídos periodistas, también experimentaron un cierto crecimiento en esa etapa.

Sin embargo, los principales yacimientos de empleo en el periodo se localizan en el sector público o en sus inmediaciones. El empleo aumentó un 9,1% en los centros de servicios sociales, gracias al impulso de la Ley de Dependencia; un 4,9% en la atención directa dependientes, también en educación, atención sanitaria, bibiotecas y museos e incluso investigación y desarrollo.

También lo hizo en servicios que aún pudiendo ser prestados por empresas privadas están estrechamente vinculados a lo público como la recogida de basuras, el tratamiento de aguas residuales, jardinería, mantenimiento de edificios o incluso investigación y desarrollo.

En total, 21 sectores donde España ha seguido creando empleo durante la crisis. ¿Por qué no se ha percibido el fenómeno? Tal vez porque, a pesar de todo, tres de cada cuatro ramas profesionales identificadas en el registro oficial, el CNAE, experimentaron fuertes destrucciones de empleo.

Quizá, también, porque el efecto positivo de la creación de puestos de trabajo en estos sectores apenas logró moderar en un 0,3% el impacto demoledor de la destrucción de empleo en otros ámbitos.

Nos parecemos a Europa

Durante meses los informes de analistas y organismos internacionales han identificado el mercado laboral como el principal punto de separación entre España y Europa.

Es cierto que las sociedades no financieras han reducido en un 11% el volumen de sus plantillas durante la crisis, una intensidad sin comparación en el resto de países europeos, pero resulta que los sectores donde se ha creado empleo en España coinciden en buena medida con los que lo generaron en Europa entre 2008 y 2011, e igual sucede en los que destruyeron puestos de trabajo.

El 60% de los sectores donde España ha destruído empleo durante la crisis también han experimentado recortes a nivel europeo.

¿Las diferencias? España creó empleo a contracorriente de la tendencia europea en coquerías (extracción de derivados del alquitrán a partir de carbón) , fabricación de productos farmacéuticos y biotecnología, ámbito éste último en el que somos líderes mundiales.

Por contra, la crisis descolgó al país de nuevos yacimientos de empleo que sí se han consolidado a nivel europeo como el sector de la descontaminación, las actividades científicas y técnicas, los servicios de alquiler o las actividades recreativas y de entretenmiento.

Quizá Eurovegas ponga punto y final a esta última distorsión.