Economía y Empleo concretará un Plan Industrial y destinará 378M€ a financiación empresarial / Castilla y León

Publicado el 27/10/2014

Destaca el impulso de la minería de metálica y reitera que busca el apoyo a la minería del carbón más allá de 2018

Share Button

Fuente: El Correo de Burgos

24 de OCt./ Europa Press

La Consejería de Economía y Empleo concretará el próximo año un nuevo Plan Industrial que incorporará medidas de competitividad, la innovación, internacionalización y financiación para los sectores más importantes de la Comunidad, y destinará 378 millones de euros a financiación empresarial a través de diversas fórmulas.

Así lo ha explicado el consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, durante su comparecencia en las Cortes de Castilla y León para explicar los presupuestos de su departamento para el próximo año.

En concreto, el consejero ha adelantado que a lo largo de 2015 se diseñará un Plan Director de Industria que incorporará todas las medidas de competitividad “imprescindibles” para los sectores del tejido industrial de la Comunidad y detallará las medidas para diversificar el ámbito de internacionalización, el trabajo con organismos multilaterales y el fortalecimiento de las tareas de captación de inversiones exteriores.

El Plan comprometerá recursos en el desarrollo de la Red de Innovación Empresarial e incluirá financiación en sus diferentes niveles para cubrir las medidas de competitividad, desde la fase inicial de apoyo a emprendedores hasta los productos de capital riesgo y apoyo al crecimiento empresarial.

Villanueva ha señalado que para todo ello la Dirección General de Industria, que se encargará de la elaboración del Plan, contará con un presupuesto de 4,2 millones, un 5,4% más que el año anterior.

De la misma forma, este mismo departamento se encargará del diseño y ejecución de la estrategia sectorial, a través de los clusters, que “deben liderar” los sectores de la actividad productiva sobre los que se asienta la apuesta estratégica de la Comunidad en los próximos años, definidos en la Estrategia para la Especialización Inteligente (RIS 3).

En concreto, se ha referido a la automoción y otros sectores sobre los que ha asegurado que se realiza un trabajo de “mantenimiento y modernización” de su capacidad productiva, sobre todo en industrias vinculadas a los recursos endógenos de Castilla y León, entre los que ha destacado el sector maderero.

También se impulsarán las tecnologías de la información y la comunicación, sectores industriales emergentes como el aeronáutico, el químico farmacéutico y el energético.

Financiación

Por otro lado, el consejero ha destacado los instrumentos de apoyo a la financiación empresarial, a lo que se destinan 378 millones de euros, de los que 48,5 millones se dirigen a ayudas tradicionales a fondo perdido y 187,3 millones a fórmulas de ayudas reembolsables a los que hay que sumar las capacidades que se pondrán en marcha a través de las entidades participadas.

El consejero ha incidido en que estos fondos se dirigen a la consolidación empresarial, la expansión de las pequeñas empresas hasta alcanzar la categoría de medianas y al fomento de nuevos emprendedores autónomos, en especial a las empresas innovadoras de base tecnológica.

Para ello, se utilizarán instrumentos de participación en el capital (más de once millones de euros), los denominados “nuevos sistemas de garantías” que ponen en marcha por primera vez dos fondos, uno para proyectos de I+D y otro para empresas en expansión (cuatro millones para 2015) y una nueva línea de préstamos a los que se destinan 164 millones, cuyas principales novedades son la combinación de la financiación reembolsable con una parte de subvención y la puesta en marcha de préstamos con financiación del Banco Europeo de Inversiones.

Además, la Consejería apoyará los procesos de internacionalización empresarial con 15,6 millones de euros para facilitar la promoción de los productos de las empresas de la comunidad en el exterior y reserva casi 112 millones al apoyo financiero a la innovación empresarial.

Otra de las líneas del departamento de Economía y Empleo se dirige a la creación de empresas, con un Plan al que se destinan 47,1 millones y se desarrolla la coordinación con todas las entidades que intervienen en el proceso de constitución de nuevas empresas.

Minería metálica y del carbón

Por lo que se refiere a la minería, Tomás Villanueva ha incidido en el impulso que se trata de dar a la minería metálica, con importante potencial y cuyo “máximo interés” se centra en la extracción de wolframio, que cuenta con la consideración de mineral estratégico por parte de la UE, por sus aplicaciones industriales y tecnológicas.

Así, ha explicado que en estos momentos está en explotación el yacimiento salmantino de Santos-Fuenterroble con 100 empleos directos y 200 indirectos y próximamente se otorgará concesión en Barruecopardo (Salamanca), donde se estima la creación de 110 empleos directos y otros 200 indirectos. A estos proyectos se suma la actual evaluación de Valtreixal en Zamora.

Estos tres yacimientos pueden albergar 40.000 toneladas de wolframio, más de la mitad de las reservas españolas y el 30% de las reservas de la Unión Europea, ha señalado el consejero.

Por otra parte ha destacado las reservas de magnesita, en Borobia (Soria), también calificada como materia prima crítica por UE, con una mina que lleva aparejada una inversión para desarrollar una fábrica de tratamiento de este mineral. En total se prevé una inversión de 35 millones de euros con la creación de 85 puestos de trabajo en Soria.

En cuanto a la minería del carbón, ha recordado que el objetivo de la Junta es lograr el apoyo a las empresas que actualmente logran salir de los procesos concursales con la defensa ante la Unión Europea de que estas empresas no tengan que devolver las ayudas desde 2011 y que puedan seguir produciendo carbón más allá de 2018.

Además, ha señalado que las principales reivindicaciones ante el Ministerio son el otorgamiento y pago en 2014 de las ayudas para cubrir pérdidas de producción, definir un mecanismo de mercado que permita que el carbón nacional alcance una presencia del 7,5% en el mix eléctrico y aplicar medidas para adaptar las centrales térmicas de carbón nacional a lo establecido por la UE en cuanto a emisiones.

Por otra parte, ha señalado que se potenciará la política de ahorro y la eficiencia energética y se impulsará el diseño y la implantación de redes de calor en espacios industriales y tecnológicos de la Comunidad, que permitan ofrecer a las empresas que se instalen en estos espacios un nuevo servicio y a la vez abaratar sus costes de suministro energético.