El Consistorio tobalinés prevé 60 contrataciones temporales este año. Merindades. Burgos

Publicado el 27/02/2014

Los presupuestos municipales han destinado más de un millón de euros al empleo durante los últimos cuatro años, en los que las ayudas de la Junta de Castilla y León han ido cayendo

Share Button

Fuente: Diario de Burgos 

27 de Feb  A.C./Quintana Martín-Galíndez

«Dar empleo al mayor número posible de personas» es una de las premisas de la política municipal en el Valle de Tobalina, como asegura el alcalde, Rafael González Mediavilla. Los datos avalan sus palabras, porque el Ayuntamiento tobalinés no ha dejado de formalizar contratos temporales en el último lustro, a pesar de la caída en picado de las ayudas al empleo de la Junta de Castilla y León. Si en 2013 suscribió 52 contratos temporales, a lo largo de este año, la previsión es alcanzar los 60. En enero y febrero, son ya 25 personas las que han estado contratadas o están empleadas temporalmente por el Consistorio.

El Ayuntamiento del Valle de Tobalina, que el próximo 3 de marzo estrenará su segundo programa de formación dual destinado a enseñar el oficio de albañilería a ocho alumnos-trabajadores, quienes concluirán la rehabilitación del molino de Pedrosa de Tobalina, se convertirá en el único de la comarca en contar con dos programas de formación dual, que sumarán entre alumnos y formadores un total de 18 personas. El primero, ya en marcha y destinado a la formación en trabajos forestales para la adecuación de la Dehesa de Plágaro, comenzó el pasado mes de noviembre con seis alumnos y dos responsables.

El alcalde, quien asegura que «todo el equipo de gobierno tenemos una gran sensibilidad hacia el problema del desempleo», explica que la selección de las solicitudes de trabajo se realiza siempre sobre la base de los informes del Centro de Acción Social del municipio. A comienzos de año, el Consistorio lanza una oferta genérica para peones y oficiales y entre los solicitantes se va procediendo a formalizar contratos por orden de prioridad. El pasado mes de enero, en Tobalina se contabilizaban 77 desempleados en las listas del paro.

En lo que va de año, el Consistorio ha contado con cuatro cuadrillas, que han sumado 17 personas. Una se ha destinado a las obras de construcción de un muro de contención, soterramiento de las líneas de electricidad y urbanización de una calle y aparcamiento en Quintana María. La segunda, a la urbanización de una calle en Santa María de Garoña. La tercera cuadrilla ha sumado tres menores de 25 años que han realizado tareas de limpieza. Y la cuarta se acaba de contratar el pasado día 17.

En los últimos cuatro años, el empleo temporal ha significado un gasto de más de un millón de euros. Cada año, en función de las ayudas de la Junta de Castilla y León, la aportación municipal ha sido mayor o menor hasta completar una media de 250.000 euros por ejercicio. Así en 2010 y 2011, la Administración regional aportó 147.215 y 143.996 euros, respectivamente, pero en 2012 solo 8.444 euros y el pasado año, 45.154. En su intento por procurar unos ingresos dignos a los trabajadores, el Ayuntamiento tobalinés paga un complemento a los alumnos del programa de formación dual (cuatro horas de trabajo y cuatro de teoría en el aula), para quienes la Junta de Castilla y León establece un salario que no alcanza los 400 euros mensuales sin pagas extras.

En 2010 se contrató a 41 personas; en 2011, a 45; en 2012, a 43; y en 2013, a 52, según los datos facilitados por el Ayuntamiento tobalinés, que establece siempre contratos de un mínimo de dos meses y que se pueden alargar en función de la obra que acometa cada cuadrilla y la necesidad de contar con la especialidad del trabajador.