El empleo por cuenta propia se estanca en señal de la mejora de la calidad del empleo asalariado

Publicado el 28/07/2017

Ranstad: El empleo por cuenta propia se configuró durante la crisis como un ‘refugio’

Share Button

La Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre ha ofrecido unas cifras muy positivas de evolución del mercado laboral entre abril y junio. La población activa se incrementó ligeramente en 34.300 personas y el de la ocupación se ha cifrado en 375.000 personas. Asimismo, el paro medido por esta encuesta se ha reducido en 340.700 personas y marca mínimos de la serie desde finales de 2008. La tasa de paro ha quedado situada en el 17,22%, tras caer 1,53 puntos en el segundo trimestre.

La ocupación vuelve a recuperar incrementos trimestrales del empleo, tras dos trimestres consecutivos de descensos. Y lo hace con gran fortaleza: crece en 375.000 personas y eleva el nivel de ocupados hasta los 18,81 millones de personas, la cifra más alta desde el tercer trimestre de 2010.

También el paro medido por la EPA ha tenido un comportamiento muy positivo en el segundo trimestre, con una reducción de 340.700 personas, lo que ha llevado la cifra total de desempleados hasta los 3,91 millones, la primera vez que se baja de los 4 millones de parados desde el último trimestre de 2008.

En cuanto a la evolución de la actividad, se ha producido un ligero incremento de la población activa en el segundo trimestre del año (+34.300 personas), aunque en términos interanuales se mantiene la tónica de caída de la población activa (-0,65%).

El empleo crece en el segundo trimestre y lo hace en todas las franjas de edad, salvo en la de los 30 -34 años, que han experimentado una caída marginal de 600 ocupados. Los crecimientos más importantes se han localizado en las franjas más jóvenes, con un incremento de un 17,48% en la franja de los 16 a 19 años y de un 6,48% entre los jóvenes de 20 a 24 años.

Por sectores, el empleo aumentó en todos excepto en la Agricultura aunque, en términos interanuales, es el sector que crece con más intensidad junto a Industria. Unas mejorías que han afectado a 16 comunidades autónomas, encabezadas por Cataluña, Baleares –que, además, es la que experimenta mayor crecimiento porcentual, con un aumento de un 13,29% en su ocupación-, Andalucía y Madrid.

De nuevo, en términos interanuales el crecimiento de la ocupación es generalizado en todas las comunidades autónomas, aunque es en Andalucía, Cataluña y Madrid donde se registran los mayores aumentos.

Análisis Randstad: el empleo por cuenta propia se estanca en el mejor momento de la recuperación y sólo crece un 0,3%, señal de una mejora en la calidad del empleo asalariado

El empleo por cuenta propia se estanca en el mejor momento de la recuperación

Conocidos estos datos, Randstad los ha querido analizar y ha señaldo que, sin duda, suponen el afianzamiento de un efecto que lleva produciéndose durante varios trimestres: “a medida que avanza la recuperación económica y el empleo, la cifra de trabajadores por cuenta propia crece a un ritmo muy leve y muy por debajo del ritmo de crecimiento de los asalariados”.

En el último año, el número de asalariados ha aumentado en 502.500 personas –un crecimiento de un 3,31%-, mientras que la cifra de trabajadores por cuenta propia ha aumentado en solo 9.200 personas, un 0,30%.

“Detrás de esta aparente atonía del empleo por cuenta propia -apuntan desde la empresa de RRHH- se produce la neutralización de dos fuerzas contrapuestas: por un lado, una sistemática reducción en el número de trabajadores por cuenta propia sin trabajadores a cargo (lo que la EPA denomina trabajadores independientes), que en el último año se han reducido en 53.700 personas, un -2,57%; y, por otra parte, un crecimiento muy sustancial de los trabajadores por cuenta propia que tienen el carácter de empleadores, los cuales han crecido en 62.300 personas en el último año, lo que supone un aumento de un 6,80%”.

Este hecho cuenta con varias explicaciones que dan desde Randstad: “el papel del empleo por cuenta propia como ‘refugio’ en momentos de crisis económica y de empleo pierde fuerza con la recuperación que se vive desde 2014, por lo que hay un trasvase de empleo por cuenta propia hacia empleo asalariado”. Y, además, “la buena marcha de la actividad lleva a una parte de los trabajadores por cuenta propia a contratar a asalariados y convertirse, por tanto, en empleadores”.

Fuente: equiposytalento.com