El mercado laboral castiga a los jóvenes: el empleo está aún por debajo de 2007

Publicado el 21/12/2017

Aunque el porcentaje de personas entre 25 y 29 años con trabajo sube seis puntos en los cuatro últimos años, al 66%, apenas se acerca al 79% de 2007

Share Button

Los jóvenes son uno de los eslabones más débiles del mercado laboral español, tanto que pese a que su nivel de empleo ha aumentado de forma notable desde el inicio de la recuperación económica, éste se mantiene aún muy por debajo de las cotas previas a la crisis. De acuerdo con los datos que maneja Funcas, aunque el porcentaje de trabajadores entre 25 y 29 años ha pasado del 60 al 66% en los tres últimos ejercicios, apenas se acerca al 79% que alcanzaba hace una década. En algunos casos, el nivel de estudios solo ayuda a paliar esta situación.

En su informe Focus on Spanish Society, la fundación de las cajas constata que estas cifras distan también de las alcanzadas de media por nuestro socios europeos, más aún en el caso de países como Alemania o Francia, donde tres de cada cuatro jóvenes entre 25 y 29 años tiene un empleo. No es ni mucho menos un consuelo, pero nuestra situación sí es mejor a la de otros vecinos, como Italia (55%).

La educación es un factor “determinante” a la hora de colocarse: la tasa de jóvenes en este rango de edad con título universitario que tiene un empleo es casi ocho puntos más elevada que la de quienes han completado la enseñanza secundaria superior o han optado por la
formación profesional, y 13 puntos más alta que la de aquellos que se han quedado en educación secundaria inferior.

Sin embargo, parece llamativo que en España (y a diferencia de lo que sucede en nuestro entorno) la brecha entre los jóvenes poco cualificados y los que cuentan con título universitario no es tan amplia en términos de empleo. Este ejemplo es especialmente visible si nos comparamos con Francia, aunque no tanto en el caso alemán. Allí, las diferencias entre los graduados universitarios y los jóvenes con secundaria superior o formación profesional son muy pequeñas, algo que el informe atribuye al “notable prestigio” del sistema de educación dual vocacional alemán.

Si rebajamos la horquilla a un rango de edad entre los 16 y los 24 años, los datos de la última Encuesta de Población Activa sí arrojan algo de luz. Aquí, España ha pasado de tener una tasa de paro juvenil superior al 50%, de las más altas de Europa, a reducirla hasta el 35,97% en el tercer trimestre. El paro entre los trabajadores de 16 a 24 años ha descendido en 4.700 jóvenes entre julio y septiembre en relación al trimestre previo, de modo que se sitúa en 579.100 personas.

Del estudio se desprenden también otros datos curiosos, como que en los países nórdicos menos del 10% de los jóvenes de entre 25 y 29 años vive en casa de sus padres, frente al 60% de los países del Sur de Europa. Por sexos, las mujeres se emancipan en mayor medida en todos los Estados analizados. En España, en torno a una de cada dos mujeres de entre 25 y 29 años vive con sus padres (53%), mientras que entre los varones ese porcentaje alcanza el 68%.

Además, los jóvenes, son mucho más optimistas sobre sus posibilidades de ahorro. En octubre de 2017, el 40% de los encuestados de entre 16 y 24 años confiaba en la posibilidad de incrementar sus ahorros en el año siguiente, mientras apenas el 5% de la población de 55 años y más consideraba esta opción.

Fuente: lainformacion.com