El número de ocupados menores de 25 años aumentan por tercer año consecutivo

Publicado el 18/04/2017

Según Randstad los ocupados con estudios superiores registran mayor tasa de ocupación

Share Button

Randstad, la empresa especialista en recursos humanos en España, ha realizado un análisis de la situación laboral de los ocupados menores de 25 años. Para ello, ha analizado la evolución de los trabajadores de este grupo de edad en función de su nivel formativo, el sector donde desarrollan su actividad laboral y la región donde residen, a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al cuarto trimestre de cada año.

Randstad ha detectado que la tasa de ocupación de los trabajadores menores de 25 años ha aumentado durante tres años consecutivos y ha alcanzado el 57,1% durante el cuarto trimestre de 2016.

Si se analiza la serie histórica se observa que, tras superar la tasa de ocupación más elevada en 2008, con un 71%, este indicador del mercado laboral descendió cinco años de manera consecutiva y constante hasta el 45,1% para luego registrar tres años de incremento.

En términos absolutos, a cierre de 2016, más de 816.000 profesionales menores de 25 años se encontraban trabajando, un 2,2% más que la cifra registrada durante el mismo periodo del año anterior y la mitad que en 2008, cuando se superaron los 1.686.000 ocupados de este colectivo, el dato más elevado de toda la serie.

Randstad también ha analizado la tasa de ocupación de los profesionales más jóvenes en función del nivel de formación. Los ocupados con estudios superiores son los que registran una tasa de ocupación más alta, con un 66,6%. Le siguen los que disponen de estudios secundarios (55,4%) y, por último, se sitúan los que tiene educación básica (38,3%).

El análisis señala, además, que a mayor nivel educativo, mayor es la tasa de ocupación, también entre los trabajadores más jóvenes. Los ocupados con educación universitaria y secundaria han aumentado su tasa de ocupación durante tres años de manera consecutiva y constante. Sin embargo, aquellos que cuentan con educación primaria como formación máxima alcanzada han descendido ocho puntos porcentuales respecto a 2015.

En este sentido, cabe destacar que 488.100 activos menores de 25 años se encuentran cursando estudios, frente a los 1,4 millones de profesionales activos de esta franja de edad. Esto supone que uno de cada tres menores de 25 años (34%) está estudiando actualmente.

El 80,6% de los ocupados menores de 25 años trabaja en el sector servicios

Los ocupados menores de 25 años crecen en todos los sectores analizados en el último año, con la única excepción de agricultura. Industria es el sector que registra un mayor crecimiento con respecto a 2015 (5,5%), seguido de construcción (4,2%) y servicios (3%). En el lado contrario se sitúa agricultura, que desciende casi 16 puntos porcentuales respecto a 2015.

En términos absolutos, Randstad detecta que servicios es el sector que ocupa a más profesionales menores de 25 años; en concreto, más de 658.000 trabajadores de esta franja de edad desarrollan su actividad en este sector. Este dato supone que el 80,6% de los ocupados menores de 25 años en 2016 pertenezca al sector servicios. En segundo lugar se sitúa industria, sector en el que trabajan 93.200 ocupados menores de 25 años (11,4%). Le siguen los sectores de agricultura, con 40.400 trabajadores, y construcción, 93.200, que representan el 4,9% y el 3%, respectivamente.

Navarra y Asturias, la regiones que más crecen

El análisis de Randstad revela que 12 de las 17 regiones han aumentado el número de ocupados de este colectivo.

Navarra es la comunidad autónoma donde más han crecido este tipo de trabajadores, con un incremento del 66,7%, pasando de 8.100 profesionales a 13.500 en un año. A continuación, se sitúan Asturias, Cantabria y Euskadi, con un 18,4%, un 17,6% y un 15%, respectivamente.

Por encima del 10% se encuentran Castilla y León y Cataluña y por encima de la media nacional (2,2%): Murcia, Castilla-La Mancha, Galicia, Comunitat Valenciana, La Rioja y Extremadura.

En el lado contrario, Andalucía es la región que registra un mayor descenso con respecto a 2015, decreciendo 14,3 puntos porcentuales. Otras cuatro comunidades, Canarias (-12,4%), Madrid (-6,1%), Aragón (-2,3%) y Baleares (-0,9%), también sufren un descenso en el número de ocupados menores de 25 años.

En términos absolutos, Cataluña, Madrid y Andalucía son las regiones que registran el mayor número de trabajadores menores de 25 años. En el caso de Cataluña, 177.500 ocupados de este perfil se encontraban trabajando en 2016 en esta comunidad. Le siguen Madrid (116.000) y Andalucía (111.400). En total, las tres regiones representan el 50% del total de este colectivo de profesionales. En el lado contrario, con el menor número de trabajadores menores de 25 años se sitúan Navarra, Asturias (13.500), Cantabria (8.700) y La Rioja (5.700).

Fuente: equiposytalento.com