El paro amenaza con volverse crónico para uno de cada dos desempleados mayores de 45 años

Publicado el 23/06/2015

UGT reclama que la mitad del dinero de la lucha contra el fraude fiscal se destine a políticas activas de empleo de este colectivo.

Share Button

UGT reclama que la mitad de los ingresos obtenidos en la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida se destinen a combatir el paro de larga duración y que todos los parados de larga duración tengan derecho a una prestación. El paro de larga duración se ha convertido en el principal problema del país, ha señalado el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, y la creación de empleo de los últimos meses no le está dando salida. Seis de cada diez parados llevan más de un año buscando empleo y cuatro de cada diez llevan más de dos años en desempleo.

En total, hay más de 3,3 millones de parados de larga duración, de los cuales más de 2,2 millones son de muy larga duración. El problema se agrava a medida que aumenta la edad y a partir de los 45 años el paro de larga duración afecta a cerca del 70% de los desempleados. El paro amenaza con volverse crónico para uno de cada dos parados de este colectivo, puesto que lleva más de dos años sin encontrar empleo.

También entre los jóvenes, el desempleo de larga duración registra una tasa elevada superior al 40%. Asimismo, los parados sin estudios o estudios primarios tienen una tasa de desempleo de larga duración es superior al 70%. Pero ni siquiera tener estudios universitarios garantiza encontrar pronto empleo, en este colectivo de parados, la tasa de larga duración se acerca al 58%

El año pasado, la Agencia Tributaria obtuvo 12.300 millones de euros de ingresos por lucha contra el fraude, con la propuesta de UGT se destinarían a políticas activas de empleo más de 6.000 millones de euros frente a los 4.000 que se presupuestaron. A esta partida se añadiría otra de más de 630 millones de euros para recuperar las prestaciones y subsidios que el Gobierno eliminó en 2012. Un decreto de julio de ese año suprimió el subsidio para mayores de 45 años y retraso el de mayores de 52 años a 55 años, además endureció las condiciones para acceder al mismo.

Subsidio mínimo

La propuesta que UGT quiere negociar en el marco del diálogo social supone que todos los parados de larga duración tengan al menos el subsidio mínimo (426 euros al mes) y que esta prestación vaya ligada directamente a la realización de políticas activas.

En línea con esta reclamación, los sindicatos UGT y CC OO han presentado en el Congreso una Iniciativa Legislativa Popular para que se apruebe una renta mínima para todos los ciudadanos que no tengan ingresos. Aumentar la formación y ligarla a la contratación es otra de las medidas que propone UGT recalcando que el dinero debe proceder de los Presupuestos y no del sistema de la Seguridad Social, como ocurre cuando se aprueban bonificaciones en las cotizaciones, que detraen recursos a la Seguridad Social y por tanto, a las pensiones.

No rechaza UGT que los parados realicen trabajos sociales, siempre que no se les utilice para cubrir puestos de trabajo estructurales o permanentes. “O removemos situaciones o los parados de larga duración no van a volver al empleo nunca”, señaló Ferrer, “Una manera de volver al mercado laboral es a través del empleo temporal en las empresas mediante formación o prácticas”, apuntó el secretario de Acción Sindical.

El aumento del paro de larga duración se ha producido en todos los países europeos debido a la crisis, aunque no con tanta incidencia como en España. Por ello, la Comisión Europea prepara la adopción de medidas para reducirlo. Medido en porcentaje de la población activa, el desempleo de muy larga duración se ha duplicado entre 2008 y 2014 en Europa, al pasar del 1,5% al 3,1%. Pero en España se ha multiplicado por nueve, pasando de afectar al 0,9% de la población activa al 8,2%.