El paro roza el nivel más bajo desde 2009

Publicado el 27/01/2017

El desempleo desciende en Castilla y León en 32.300 personas el último año hasta los 169.100 parados / El último año se crearon 29.000 empleos lo que hace que la Comunidad mejore las cifras nacionales de generación de puestos de trabajo

Share Button

2014 reanimó el empleo, 2015 lo ‘oxigenó’ y 2016 lo ‘descongeló’. Tres años de caídas sucesivas del desempleo. Tres años de aumentos continuados del empleo. Todo ello lleva a la Comunidad a situarse en niveles similares a los de 2009, aún lejos, eso sí, de las cifras previas a la crisis. Aunque falta mucho para recuperar todo lo perdido durante ese oscuro periodo, 2016 benefició más a Castilla y León que al conjunto de España en ese triángulo que forman activo-desempleados-ocupados.

La Comunidad cerró el año con 32.300 parados menos que en 2015, gracias a la creación de 29.000 empleos –a razón de 79,4 al día–, pero también por la ‘despedida’ de 3.300 activos más; un dato que continúa en caída libre desde hace seis años. Más contratos sí, pero menos personas en edad de trabajar que sigan en Castilla y León y deseen o puedan hacerlo.

Los datos de la Encuesta de Población Activa, publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística, certifican que Castilla y León concluyó 2016 con un total de 169.100 parados. Por primera vez desde 2010 la Comunidad decía adiós al año por debajo de la barrera psicológica de los 200.000 parados.

Esto significa que en un año borró de sus listas del paro al 16% de sus desempleados, y eso que el otoño amenazó con ‘nublar’ esos buenos resultados y enfrió la recuperación del mercado laboral castellano y leonés. Tanto es así que en el último trimestre el paro aumentó en un 5,4% y la ocupación bajó un 2% si se compara en relación en relación con el verano.

No obstante, en el conjunto del año, el paro se redujo en la Comunidad casi cinco puntos por encima de la media nacional (11,3%), que se quedó en los 4.237.800 desempleados. Pero no fue un oasis dentro de España. De hecho, Castilla y León se descolgó hasta la octava posición en el ranking nacional. Siete autonomías (Asturias, Cantabria, Navarra, La Rioja, Murcia, Baleares y Cataluña) anotaron rebajas en el desempleo más sustanciales.

Los parados de más de un año se reducen un 21%

La cifra de parados que llevan más de un año apuntados a las listas del Ecyl se redujo notablemente. Lo hizo un 21% exactamente. Es decir, 32.300 parados de larga duración encontró trabajo. El paro se rebajó en un 20% entre las mujeres, 21.500 paradas menos, por un 11,5% entre ellos (10.800). La tasa de desempleo femenino alcanzó el 16,67%, mientras que la masculina se quedó en el 13,27%.

Los últimos doce meses se crearon 29.000 empleos

En los últimos doce meses se crearon 29.000 empleos. De esta forma, la Comunidad contabilizaba a finales de 2016 un total de 972.900 ocupados, un 3,07%.
Este incremento, que está casi un punto por encima de la media nacional, permite a la Comunidad acercarse al asumible compromiso del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, de llegar al millón de contratados al finalizar la legislatura.

La construcción, único sector en el que subió el paro

Todos los sectores económicos asistieron a la creación de empleo. Todos, menos la construcción, cuyos ocupados cayeron un 3,4%, exactamente 2.300 menos. Fue la industria la que experimentó los mayores incrementos. Se crearon 13.500 empleos en un año (un 8,75% más). Los servicios generaron 17.300 puestos de trabajo (un 2,64% más). La agricultura tan sólo creció en 500 trabajadores.

La ocupación entre las mujeres creció un 4,8%

En cuanto a los niveles de contratación, la Encuesta de Población Activa señala que las mujeres se beneficiaron en mayor medida de los contratos que surgieron el pasado año. Su nivel de ocupación ascendió un 4,82%, por 1,73% de los hombres. Ellas ‘atraparon’ 19.800 empleos, por los 9.200 de ellos. Aún así, siguen siendo 110.900 menos las mujeres que se encuentran trabajando que los hombres.

Castilla y león ‘despide’ a 3.300 activos en un año

Todo esto ocurre mientras las Comunidad asiste a la ‘despedida’ de población activa. Castilla y León perdió en el último año 3.300 activos (0,29%). De ellos, más de la mitad no habían cumplido todavía los 26 años. La caída en conjunto fue ligeramente inferior a la nacional (0,56%).
La tasa de activad en Castilla y León se situó en el 54,98%, cuatro puntos menos que la media del país, que alcanzó el 58,95%.

Fuente: diariodevalladolid.es