El procesado de marisco mueve 100 millones de euros y 400 trabajadores

Publicado el 24/10/2013

El Fórum acoge este fin de semana la primera feria dedicada a este producto.

Share Button

Fuente: diariodeburgos.es

B.G.R. / Burgos – jueves, 24 de octubre de 2013

Las cinco empresas que sobreviven a la crisis en el sector del procesado de marisco facturan al año en torno a los 100 millones de euros, dando empleo a unas 400 personas en campañas puntuales como las de Navidad. Todo ello hace que Burgos tenga un «peso especial» en esta actividad económica, convirtiéndose en la ciudad de España con mayor comercialización de este tipo de productos al cocerse 13 millones de kilos anuales que se distribuyen tanto en el mercado nacional como internacional.
Una de esas empresas es Pescafácil, cuyo director gerente, Daniel Llop, expuso ayer los datos referentes al sector en la presentación de la primera Feria de Marisco que se celebrará en Burgos este fin de semana. Se trata de una iniciativa enmarcada dentro de la Capital de la Gastronomía y con la que se quiere reivindicar la tradición burgalesa que existe en el sector. «Es algo más que un producto a degustar», precisó.
Para ello, la muestra que se desarrollará en el Fórum Evolución permitirá a los asistentes no solo saborear este producto a «precios populares», sino también participan en talleres prácticos y clases magistrales sobre cocina creativa a base de estos productos, para lo que se cuenta con la colaboración del Espacio EVO. La cita culinaria comenzará el viernes por la tarde y se prolongará hasta el domingo.
De forma paralela a la organización de la feria, Pescafácil acaba de lanzar la segunda edición de su campaña Marisco Solidario, que consiste en la comercialización de lotes a través de internet con precios especiales para desempleados. El año pasado se vendieron 200 unidades, mientras que para esta edición esperan alcanzarse las 500. El precio de 2,6 kilogramos de marisco oscila entre los 24 y lo 29 euros e incluye nécoras, langostinos, gambas, buey y pulpo.
El cocedero burgalés también celebra sus veinte años de actividad, aniversario que coincide con la ampliación de sus instalaciones y la ejecución del 90% del plan de inversión que inició en 2010 y que contempla un desembolso de 3,5 millones de euros. Así, se ha duplicado el espacio físico que ocupa en el polígono industrial de Gamonal-Villayuda y espera que en el corto-medio plazo pueda hacer lo mismo con la producción. En este sentido, Llop precisó que en 2012 se facturaron 1.700 toneladas de marisco, que llegarán a las 2.000 este ejercicio con una cifra de negocio cercana a los catorce millones de euros. «En los próximos cuatro años esperamos doblar nuestra capacidad y producir  4.000 toneladas con un volumen de facturación de 25 millones de euros», explicó el director gerente de la empresa local.