El programa ‘Empleo Mujer Castilla y León’ de la Junta inserta laboralmente a 224 mujeres vulnerables

Publicado el 29/10/2018

1 de cada 3 que participa en esta iniciativa encuentra trabajo

Share Button

El programa Empleo Mujer Castilla y León (Pemcyl) ha insertado laboralmente a 224 mujeres especialmente vulnerables y ha implicado a otras 449 en procesos de formación y desarrollo de habilidades sociales, por lo que 1 de cada 3 mujeres que ha participado en los mismos ha encontrado trabajo. Así lo expresó este viernes en la localidad palentina de Guardo Alicia García, consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, que participó, junto con mujeres vulnerables de esta localidad y sus alrededores, en una de las sesiones del Pemcyl.

García adelantó que, desde su puesta en marcha en 2016, ”un total de 673 mujeres han participado en el Pemcyl”. De ellas, 224 se han incorporado al mercado laboral, lo que supone un 33%.

Este porcentaje de incorporación es algo mayor en el caso de las mujeres víctimas de violencia de género, con 357 participantes, prácticamente la mitad de todas las del programa, de las que 137, el 40%, se han logrado insertar laboralmente, con “lo que significa para ellas y su entorno poder empoderarse en un empleo”, subrayó.

Nuevas líneas de actuación 

Los “buenos resultados” obtenidos han llevado a la Junta no solo a dar continuidad al programa, sino a potenciarlo en su tercera edición, con nuevas líneas de actuación y mayor presupuesto con la intención de llegar a más mujeres y facilitar la participación de más empresas.

En concreto, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha ampliado el presupuesto para este programa año tras año hasta destinar desde el inicio un total de 430.000 euros. Lo que ha supuesto un incremento en el número de mujeres participantes, ya que se ha pasado de las 130 que participaron en el 2016 a las 297 que están participando en lo que llevamos de año.

Junto a esto, año tras año ha aumentado la red de empresarial de apoyo a este proyecto y a las mujeres vulnerables que participan en él, red que en la actualidad forman ya 320 empresas.

Cuencas mineras 

A esto se suma la ampliación de las líneas de actuación y, en la actualidad, el programa se configura a través de 3 líneas: una primera dirigida prioritariamente a mujeres víctimas de violencia de género; una segunda dirigida a mujeres en situación de especial vulnerabilidad o de exclusión social y, como novedad en este 2018, la tercera línea de actuación está dirigida a las mujeres desempleadas que residen en algunos de los municipios pertenecientes a las cuencas mineras de la región.

Esta línea de actuación en municipios de cuencas mineras se ha desarrollado dentro de su objetivo de la diversificación económica en los municipios de Villablino, en León, con la participación de 24 mujeres entre abril y julio, de las que 9 han conseguido insertarse laboralmente; y en Guardo (Palencia), que se inició en septiembre y durará hasta diciembre, en el que están participando 17 mujeres, de las que hasta la fecha, y sin finalizar aún el programa, “2 han encontrado ya empleo”.

Otra de las novedades que incorpora el programa es un servicio de acompañamiento especializado para emprendedoras, para aquellas mujeres que muestren su interés por emprender o desarrollar una idea empresarial y dirigido a analizar la viabilidad empresarial de la idea.

Premios Emprendedoras Castilla y León Rural 

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha visitado también en Guardo la empresa Vida Propia, una de las cuatro recientemente galardonada por la Junta en la primera edición de los Premios Emprendedoras Castilla y León Rural.

En su taller artesanal, Mónica Calderón y Sandra Fernández se dedican a la producción de complementos y prendas de vestir sostenibles. Mediante técnicas de upcycling, reconvierten prendas vaqueras usadas en productos nuevos para colaborar en la reducción de deshechos producidos en la industria textil.

La idea de mejora que propusieron para optar a los premios se llama Retalbox, un proyecto de embalaje sostenible a base de restos textiles de confección y gomas vegetales para el envío de productos, cuya comercialización sería principalmente on-line. El jurado de los premios valoró la originalidad y sostenibilidad ambiental del proyecto, ya que se trataba de una actividad prácticamente nueva.

García aseguró que esta iniciativa empresarial galardonada en Guardo se suma a otras muchas en Castilla y León impulsadas por mujeres que tienen una extraordinaria importancia por su aportación económica, social y cultural en las áreas rurales. En el medio rural, los datos indican que el 56% de las personas que emprenden son mujeres.

Fuente: castillayleoneconomica.es