El truco para aumentar la productividad y retener talento de las pymes

Publicado el 12/07/2018

La falta de información fiable, un hándicap para muchas empresas.

Share Button

Las empresas españolas adoptan tecnología disruptiva para mejorar la productividad y reclutar empleados, así como para motivarles y retener su talento.

La empresa que ha elaborado el estudio, TomTom (TOM2) Telematics, ha tenido en cuenta las respuestas de 1.400 directivos europeos sobre su actitud hacia las nuevas tecnologías. En el informe también se revela que casi todas las empresas españolas creen que la tecnología es importante para reclutar, motivar y retener a los empleados, así como para incrementar la productividad, aunque aquí el porcentaje es más reducido (34%).

Un 25% piensan que es importante para mejorar el servicio de atención al cliente, mientras que tan solo un 10 y un 8 por ciento la considera importante para aumentar las ventas y para reducir los costes del negocio, respectivamente.

Por otro lado, casi el 75% de las empresas cree que hay una falta de información fiable para quienes desean introducir estos nuevos sistemas tecnológicos. El 32% de los encuestados cita este hecho como uno de los mayores retos a la hora de dar este nuevo salto tecnológico.

Coste elevado

“El mayor problema a la hora de implantar dichos sistemas es el coste, como lo atestigua el 54% de las empresas encuestadas. Esto es algo que contrasta con los resultados de otros países europeos, como Reino Unido, para los que el coste no es un factor tan relevante”, señala la compañía en un comunicado.

Otris factores que influyen en esto son la falta de experiencia dentro de la organización (33%) y la imposibilidad de encontrar un proveedor que se ajuste a la empresa (27%)

El optimismo español

Un 82% de las empresas españolas se considera a sí misma early adopter de nuevas soluciones tecnológicas. Además, casi la mitad (42%) de los encuestados dice usar sistemas más avanzados en su casa que en la oficina.

A la hora de elegir un proveedor, es el soporte técnico el que más pesa, seguido de que las soluciones estén diseñadas a prueba de futuro.

Fuente: cincodias.elpais.com