Empresa Familiar pide mayor apoyo a la formación dual y a la nueva industria

Publicado el 20/10/2015

El presidente de la Asociación Empresa Familiar de Castilla y León, Alfonso Jiménez, ha presentado las propuestas de esta patronal para el crecimiento de la empresa familiar que, según el documento que las recoge, es la que mejor ha sabido aguantar la crisis económica.

Share Button

 

Fuente: www.noticiascastillayleon.com

EFE

La Asociación Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) demanda un apoyo para el desarrollo de la formación dual, la mejora de la producción y el desarrollo de la llamada industria 4.0, la basada en el concepto de fábrica inteligente mediante procesos flexibles y conectados por internet.

El presidente de la Asociación Empresa Familiar de Castilla y León, Alfonso Jiménez, ha presentado las propuestas de esta patronal para el crecimiento de la empresa familiar que, según el documento que las recoge, es la que mejor ha sabido aguantar la crisis económica.

De acuerdo con una encuesta de la EFCL entre sus asociados, el 93 por ciento de las principales empresas familiares de Castilla y León prevé aumentar o mantener su empleo en 2016 y el 97 por ciento su facturación.

Por ello, según ha explicado su presidente, la Asociación reclama que las administraciones, además de apoyar la creación de nuevas empresas, potencien las ya existentes, principalmente a las que tengan capacidad de innovación.

El documento señala que uno de los frenos para un mayor crecimiento es la dificultad de atraer talento, al no poder competir en salarios y condiciones con las grandes empresas, por lo que propone un programa que establezca la posibilidad de contratar temporalmente a personal directivo y de mando medio que apliquen su conocimiento en el desarrollo de la estructura empresarial.

También advierte el documento sobre la necesidad de avanzar en la formación del personal, por lo que aboga por la formación profesional dual, con el compromiso de las empresas familiares de participar en este tipo de enseñanza.

La mejora de los procesos es otra de las necesidades apuntadas en el documento de la Empresa Familiar de Castilla y León y demanda ayudas a la inversión para gastos de consultoría, diseño de productos o aplicaciones informáticas.

También reclama un programa de apoyo a la innovación y a la inversión en la llamada Industria 4.0, mediante ayudas, con el objetivo de apoyar el tejido productivo regional y generar una nueva clase de empleo de calidad.

La salida al exterior de las empresas, el acceso al crédito y la creación de nuevas fuentes de financiación, con una revisión de la regulación bancaria en esta materia, y el fomento de alianzas empresariales son otras propuestas que incluye el documento de la Empresa Familiar de Castilla y León.