Entrevista de trabajo a distancia: ¿cómo afrontarla?

Publicado el 11/08/2017

En ocasiones, los reclutadores utilizan las nuevas tecnologías para realizar entrevistas a los candidatos, ya que gracias a éstas pueden acelerar los procesos de selección

Share Button

Las videollamadas a través de herramientas como Skype o Hangouts pueden resultar muy útiles para hacer entrevistas a distancia, sobre todo para primeras o segundas impresiones, pero también para entrevistar candidatos que no residen en esa ciudad o que incluso están fuera del país.

¿Te han pedido hacer una entrevista de trabajo a distancia? Ten en cuenta estos consejos, si quieres que salga bien.

Asegúrate de que la tecnología funciona

Antes de iniciar una entrevista de trabajo por videollamada, pregúntale al entrevistador qué programa prefiere usar y si no lo tienes, instálalo con antelación. También debes asegurarte de que la conexión a internet es buena: trata de acceder a una red WiFi que sea estable para que la conferencia tenga la calidad adecuada y podáis entenderos a la perfección.

Cuida las formas

Que la entrevista vaya a producirse a distancia no significa que sea menos entrevista. Sé puntual y prepárate para recibir la llamada a la hora acordada y, por favor, no descuides la imagen.

Primero, elige bien el lugar desde el que vas a hacer la videollamada. Es importante que te sitúes en un lugar neutro (una pared blanca, por ejemplo) sin adornos o elementos extraños por detrás. En segundo lugar, no puedes olvidarte de ti. Lógicamente, no es conveniente que aparezcas ante la cámara con pijama o chándal. Vístete como si fueras a ir a la entrevista físicamente y elige tonos neutros para la ropa.

Tu lenguaje corporal es importante

El entrevistador te estará observando durante el transcurso de toda la entrevista de trabajo a distancia. Es importante que lo mires siempre a los ojos y que trates de mantenerte firme, con la espalda recta, en posición de escucha activa. No manipules bolígrafos, relojes u otros objetos que puedan producir ruido, porque delatarán tu nerviosismo y probablemente empeorarán el audio de la videollamada.

Trata de mostrarte natural y controla tu nerviosismo (recuerda que en esta ocasión tienes la ventaja de jugar en casa). Aun así, no debes perder de vista que estás llevando a cabo una entrevista de trabajo y que de tu intervención a través de esa videollamada depende tu futuro profesional.

Tienes que preparar bien todos los temas de la entrevista porque, aunque estés en casa, el reclutador puede ponerte a prueba y hacerte preguntas complicadas.

Últimas comprobaciones antes de la entrevista de trabajo a distancia

Antes de que se produzca la videollamada definitiva, puedes pedir a tus amigos o familiares que realicen un Skype o Hangouts contigo. De este modo, tendrás la oportunidad de ensayar y estar cien por cien preparado para el momento de la verdad.

Fuente: infojobs