España registró en 2013 un total de 110 desempleados por cada puesto de trabajo vacante

Publicado el 15/05/2014

La eficiencia del mercado laboral sigue siendo un desafío, ya que solo Chipre se sitúa por debajo en la UE con 154 parados por oferta

Share Button

Fuente: Diario de Burgos

15 de MAY

España registró en el cuarto trimestre del año pasado 110 parados por cada vacante de empleo, una proporción muy elevada si se compara con los 17,5 desempleados por puesto ofertado existentes antes del estallido de la crisis en verano de 2007, según los datos de un informe elaborado por Asempleo y Afi.

No obstante, esta cifra se redujo un 17% entre el cuarto trimestre de 2012 y el mismo trimestre de 2013, lo que, según el informe, es un síntoma más de la «incipiente recuperación del mercado de trabajo» español. Este descenso se debe tanto al recorte en un 1,4% del número de parados en este período, como al aumento de los puestos creados existentes en un 18,8%. En cualquier caso, esta mejora no impide que el mercado laboral español sea de los menos eficientes de la Unión Europea.

Así, los autores del informe señalan que este indicador puede medirse por su capacidad para asignar parados a empleos vacantes, lo que no deja en buen lugar a España. De hecho, es el segundo país de la eurozona, por detrás de Chipre (154 parados por vacante), con mayor proporción de desempleados por puesto vacante, muy lejos de la media europea (12,3 parados por vacante). Los datos de España y Chipre contrastan con los de Alemania o el Reino Unido, donde la ratio es de dos y cuatro desempleados por empleo disponible, respectivamente.

Las actividades relacionadas con el ocio y la construcción cuentan con más de 150 desempleados por puesto creado, frente a los menos de 20 que corresponden a las actividades sanitarias y profesionales. La ratio es mayor en aquellos sectores que más se han visto afectados por la crisis. Encabezan la lista las actividades artísticas y entretenimiento (192,5 parados por vacante), seguidas de la construcción (149,7), y transporte y almacenamiento (107,2). En el lado opuesto se sitúan sanidad y servicios sociales, con 16,7 parados por vacante; actividades profesionales, científicas y técnicas (20,3), e información y comunicaciones (26).

Consolidación.

Por su parte, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, aseveró ayer que la creación de empleo ha llegado ya a España y que lo ha hecho «para quedarse». «Nadie niega tanto dentro como fuera de nuestro país que este año, por primera vez en toda la crisis, va a haber crecimiento de empleo neto en España», subrayó.

Báñez respondía así en la sesión de control al Gobierno en el Congreso al diputado de CiU Carles Campuzano, que reclamó a la popular una valoración sobre las previsiones para España de la Comisión Europea en esta materia.

Sin embargo, desde el Gobierno insisten en que los sueldos deben mantenerse y el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, insistió ayer en la necesidad de la moderación salarial, pese a la mejora de la situación económica y a las demandas de algunos sectores.