Herrera destaca la importancia de la industria y el emprendimiento como motores de empleo

Publicado el 18/05/2017

La Junta ultima la puesta en marcha de 2 Fondos de Garantía de más de 80 millones

Share Button

Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta, acudió este miércoles al acto de celebración del 50 aniversario de la planta de Gonvarri Burgos para reiterar la importancia que el emprendimiento y la industria tienen en la consecución de un modelo productivo moderno, estable y más competitivo, que favorezca un crecimiento sostenible de la economía y la creación de empleo de mayor calidad. Según señaló, este nuevo modelo prevendría frente a crisis económicas tan graves como la que aún afecta a España y Castilla y León, causada por un “modelo especulativo, escasamente basado en la formación, el conocimiento y la innovación”. Por ello, la Junta se marca como líneas de trabajo prioritarias el apoyo al emprendedor y el impulso de la industria, un sector que es motor de todos los demás, que genera un empleo de mayor calidad y más cualificado y del que dependen en buena parte el crecimiento de las exportaciones y la llegada de nuevas inversiones exteriores.

Esta prioridad industrial está presente en algunas de las últimas leyes económicas aprobadas, como la de Industria, así como en recientes Acuerdos del Diálogo Social, como el Acuerdo marco para la competitividad e innovación industrial o el pacto político por la Reindustrialización de Castilla y León, suscrito con los grupos parlamentarios el pasado 29 de marzo.

Reindustrialización 

En el desarrollo de ese Pacto por la Reindustrialización, cuyo ambicioso objetivo principal es que la industria manufacturera alcance en el año 2020 el 20% del VAB, la Junta trabaja en distintas líneas. Así, destaca la apuesta por la I+D+i plasmada en los propios Presupuestos de la comunidad autónoma para 2017. Como novedad, se está ultimando la puesta en marcha de 2 Fondos de Garantía, por importe superior a 80 millones de euros, para financiar operaciones de crecimiento empresarial y proyectos de I+D, que podrían garantizar un volumen de préstamos de hasta 450 millones de euros, y que se espera que hasta 2020 ayuden a mantener o crear casi 60.000 puestos de trabajo.

Asimismo, también está prevista la firma de un convenio con el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad para ofrecer de inmediato a las empresas de Castilla y León ayuda para su tránsito a la industria 4.0. El objetivo final es lograr una mayor implantación de las nuevas tecnologías en los procesos de producción, los modelos de negocio y las estrategias de las compañías de Castilla y León.

Empresarios de la tierra

Según destacó Herrera, todas estas actuaciones “no servirían de nada sin el empuje de las propias empresas y del coraje de emprendedores y empresarios, como Francisco Riberas Pampliega, fundador en 1958 de un pequeño taller dedicado a la comercialización de chapa y estaño, que ha logrado convertirse en lo que es hoy Gestamp: una corporación líder en centros de servicio del acero, componentes de automoción y energías renovables, con cerca de 42.000 trabajadores en 130 plantas en más de 25 países, y una facturación que supera los 10.000 millones de euros anuales”.

Asimismo, el presidente de la Junta apuntó que gracias a empresas “como Gonvarri, el sector industrial supone más de un tercio del PIB de la provincia de Burgos, lo que la convierte en el referente de Castilla y León, una comunidad autónoma ya de por sí más industrializada que la media de España”, así como, según la última Encuesta de Población Activa, en la provincia española con tasa de paro más baja: el 10,2%.

Herrera también recordó que junto a Gonvarri Burgos, Gestamp cuenta con otros 4 centros productivos en Castilla y León: uno también en Burgos, otro en Valladolid y 2 más en Palencia. La relación de todos ellos con la Junta viene siendo constante, en especial en los apoyos a nuevas inversiones e iniciativas de innovación y desarrollo. Participan también en el Programa de Empresas Tractoras, dirigido a aumentar la participación de los proveedores locales en su cadena de valor y propiciar la instalación de otros proveedores externos.

Fuente: castillayleoneconomica.es