Iberaval y ATA mejoran la financiación de los autónomos del medio rural de Castilla y León

Publicado el 23/10/2018

A través de la firma de un acuerdo que pone el foco en los municipios de 5.000 habitantes

Share Button

Iberaval y la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León (ATACyL) firmaron este lunes en Valladolid un acuerdo que impulsa la financiación de los autónomos de Castilla y León, en la actualidad unos 197.000. Esta alianza renovada pone el foco en los municipios de menos de 5.000 habitantes a partir de los programas de bonificación de préstamos de la Junta de Castilla y León, incluidos en ADE Financia y en ADE Empleo.

En este sentido, desde ATACyL se encargarán de difundir entre sus asociados estos productos gestionados por Iberaval a partir del impulso del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) de Castilla y León, que respaldan inversiones y acceso a circulante, así como la creación de empleo, con costes en la financiación tendentes a 0.

Soraya Mayo, presidenta de ATACyL, y José Rolando Álvarez, presidente de Iberaval, firmaron el convenio que permitirá el acceso al crédito de los autónomos en condiciones especiales, a través de la prestación de avales ante las 23 entidades de crédito con las que trabaja la sociedad de garantía.

En este sentido Álvarez destacó que la alianza “busca dar soluciones reales a los autónomos, porque el respaldo a este colectivo debe convertirse en un objetivo de justicia social”. En este contexto, recordó: “gracias a ellos nuestro país ha recuperado el pulso en los últimos años”. A su entender, que casi la mitad de los socios de Iberaval sean autónomos pone de manifiesto que es “fundamental dar soluciones a profesionales que hasta ahora han tenido más dificultades que facilidades para hacer lo que desean: trabajar en sus propios negocios o proyectos empresariales”.

Mayo manifestó: “lo que buscamos con este acuerdo es fortalecer los estímulos para emprender en el mundo rural como la extensión de la tarifa plana en los municipios de menos de 5.000 habitantes y las ayudas que tanto la Junta de Castilla y León como las diputaciones han reforzado en estos años. De lo que se trata es de remar todos en la misma dirección y fortalecer sinergias”.

Asimismo, Mayo señaló que en Castilla y León “la única vía de frenar la despoblación es ofreciendo alternativas de empleo y para ello, el primer paso es que haya autónomos con negocios sólidos que tengan la capacidad de contratar. Por tanto, con estas líneas impulsadas por Iberaval y el ICE, se cierra el círculo: tarifa plana para arrancar, ayudas a la inversión y circulante para su consolidación y a la contratación para su fortalecimiento y expansión”.

Condiciones 

El tipo de interés general del convenio queda establecido en torno al 2%, aunque se ajustará conforme a la calificación del riesgo del solicitante. Aunque, a partir del programa ADE Financia, aprobado por la Junta de Castilla y León, el coste de la financiación para autónomos y microempresas puede reducirse hasta los 0 euros.

De hecho, una línea específica referida a autónomos y microempresas impulsada por el ICE contempla bonificaciones de hasta el 2,75% a proyectos de nueva creación, con condiciones especiales para proyectos del medio rural o referidos al emprendimiento social.

De esta manera, el respaldo propiciado por Iberaval se centra en la financiación de proyectos de inversión empresarial y necesidades de capital circulante para la puesta en marcha de negocios realizados por autónomos y microempresas, entendiendo por estas, aquellas que cuentan con menos de 5 trabajadores.

ADE Empleo, por su parte, compensa, durante 4 años, los costes de financiación de hasta 40.000 euros por cada nuevo puesto de trabajo creado -con un máximo de 5 nuevos empleos por empresa (por tanto, hasta 200.000 euros)-.

Autónomos en Iberaval 

En la actualidad, el número de socios autónomos de Iberaval se sitúa en el 43%, con 11.708 inscritos. A partir de esa cifra la sociedad de garantía extra otra conclusión: se mantiene constante en los últimos años el porcentaje de autónomos en Iberaval, como consecuencia del peso que tienen las micropymes en la actividad de la SGR.

Durante 2018, Iberaval respaldó 410 negocios pilotados por trabajadores por cuenta propia, que formalizaron 26 millones de euros, lo que permitió el mantenimiento o creación de 880 puestos de trabajo. De manera que, la operación media respaldada a autónomos por parte de Iberaval se situó en 63.000 euros, a devolver en 6 años y medio.

En cuanto al destino de las mismas, el 62% se dirigieron a inversión y el 38% restante a necesidades de tesorería o circulante. Los autónomos cuentan con un riesgo vivo (importe pendiente de devolución) de 123 millones de euros, al cierre del pasado mes de septiembre.

En cuanto al sector de actividad con mayor presencia en la operativa de Iberaval, ha sido el comercio, con el 27% de los expedientes. Junto a él, los servicios han copado el 24% de las operaciones; mientras que la industria y el transporte, han supuesto el 10%, en ambos casos, durante los 9 primeros meses del año.

Fuente: castillayleoneconomica.es