Informática y robótica, entre los ciclos de FP más pedidos

Publicado el 14/08/2018

461 alumnos no logran entrar en la primera opción elegida, que sigue liderada por el ámbito sanitario

Share Button

Si hace unos años los ciclos de Formación Profesional relacionados con la cocina y la gastronomía acumulaban una importante lista de espera, ahora la tendencia ha cambiado y son los vinculados a la informática y la robótica o mecanizado industrial los que han entrado con fuerza en el ránking de los más demandados. Eso sí, con el permiso de otros estudios que siguen liderando las preferencias de los alumnos, manteniéndose a la cabeza los de la rama sanitaria, seguidos de los de la automoción.
En líneas generales, 24 programas impartidos en nueve centros, de 61 ofertados, tienen lista de espera. Esto se traduce en que 461 estudiantes no han entrado en las enseñanzas que eligieron como primera opción de estudios y que, en la mayor parte de los casos, tienen que ver con ciclos de grado medio o superior pertenecientes a las familias antes citadas. Los que sí que han logrado plaza tuvieron que formalizar su matrícula el pasado mes de julio. No obstante, cabe recordar que existe en periodo extraordinario de admisión en septiembre, que será cuando se conozcan los puestos vacantes.
En cuanto a las ramas más solicitadas que no aparecían en años anteriores, la de informática es una de ellas. En concreto, el ciclo Sistemas Microinformáticos que imparte el Juan de Colonia ha recibido 23 solicitudes más que plazas y cinco más el superior de Desarrollo de Aplicaciones Web. Los de Administración de Sistemas Informáticos y Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma, también de nivel superior y que imparte el centro, están al completo, según confirma el director provincial de Educación, Juan Carlos Rodríguez Santillana.
Ha sorprendido esta opción, al igual que el creciente interés por los estudios relacionados con los procesos industriales. Son los casos de Automatización y Robótica del Padre Aramburu, con 49 alumnos sin plaza, al igual que el de grado medio de Mecanizado, con 19. Pero no son los únicos. En el Simón de Colonia hay dos de esta familia en la misma situación y que suman 26 peticiones más que las plazas ofertadas. En cuanto a los de automoción, que cuentan con especial atracción, en el superior del Padre Aramburu catorce personas se encuentran en lista de espera.
Mención aparte merecen los ciclos del ámbito sanitario, que siempre lideran las preferencias de los alumnos. Cuatro de cada 10 solicitudes que no han entrado (182) pertenecen a este campo, 67 de las cuales han sido para el de Imagen para el Diagnóstico (técnico de rayos) del Círculo Católico. En el Enrique Flórez también se han quedado sin plaza 29 de Laboratorio Clínico, 27 de Análisis y Control y 32 de Higiene Bucodental. En este mismo centro pero en grado medio, ha habido 27 peticiones más de vacantes para el de Cuidados Auxiliares de Enfermería.
Entre las lecturas que pueden hacerse del tirón de estos estudios se encuentra la de aquellos estudiantes de Bachillerato que tienen intención de utilizar esta vía para poder acceder a carreras como Enfermería oFisioterapia. Santillana reconoce, no obstante, que esta situación se da desde siempre, si bien precisa que son muy pocas las plazas universitarias que se destinan a estudiantes de FP.
Respecto al resto de opciones de enseñanzas, puede que la recuperación de la industria local sirva para explicar el auge de los ciclos de mecanizado o automatización, si bien el responsable provincial prefiere esperar a que finalice la matrícula para precisar cuáles son los motivos. En lo que sí que es tajante es en que el hecho de que aumente notablemente su demanda no se va a traducir en un incremento de las plazas de los ciclos que se imparten, ya que considera que en Burgos «la oferta es más que adecuada y suficiente». Pone como ejemplo el boom que hubo hace cinco años con los de cocina y gastronomía, cuyo interés se ha visto reducido aunque se siguen ocupando todas las vacantes previstas.
otras ramas. Respecto a la demanda en otras ramas de estudio, la del mundo de la administración se mantiene, al igual que la del comercio, teniendo en cuenta que el resultado final de estos programas puede variar mucho hasta el comienzo de curso al tratarse de enseñanzas que se adaptan a distintos perfiles profesionales.
Los datos generales de la preinscripción de julio revelan un ligero descenso de las solicitudes (de las 2.194 de hace un año a las 2.126 de este), mientras que se produce un aumento de las vacantes, que pasan de las 3.000 a las 3.124. En cuanto a la FP Básica que trajo consigo la Lomce, 38 alumnos están en lista de espera  en cuatro de los once ciclos que se ofertan dentro de esta modalidad. De igual forma, están relacionados con la fabricación y el montaje, el mantenimiento de vehículos y la restauración.

Fuente: diariodeburgos.es

https://bit.ly/2MgrySP