Invertir en talento femenino mejora la rentabilidad de las empresas

Publicado el 21/02/2017

El pasado mes se daban a conocer las cifras del paro en España, unos datos que, una vez más, golpeaba al colectivo de las mujeres ya que el desempleo aumentó en 44.193 paradas con respecto al mes de diciembre, lo que supone una diferencia porcentual en el aumento del paro masculino de un 1,3%. Pero ¿qué factores intervienen en la escasa contratación y ascenso de mujeres en las empresas? y ¿qué beneficios obtienen las compañías que sí invierten en conciliación e igualdad?

Share Button

El paro femenino registró una subida del 2,1% frente al 0,8% del paro masculino este pasado mes de Enero, demostrando que aún queda mucho camino por recorrer. Una senda que incluye más piedras en el camino representadas por los datos publicados por la consultora Grant Thornton, en su ‘Informe Mujeres Directivas 2016’ y que revelaban que sólo 2 de cada 10 mujeres ocupan cargos en consejos de administración y de alta dirección en España.

Teniendo en cuenta éstos parámetros, Up SPAIN, empresa especialista en la gestión de beneficios para empleados, ha analizado cuales son los beneficios de invertir en talento femenino. En este sentido, Up SPAIN revela que las empresas que apoyan e instalan políticas de igualdad de género en sus plantillas pueden aumentar su rentabilidad en un 15%.

En referencia a un informe elaborado por el Instituto Peterson, titulado “¿Es rentable la diversidad de género?”, los datos -aportados a través de una encuesta a 21.980 empresas de 91 países, incluido España- confirman que las empresas que contratan mujeres para ocupar altos cargos, llegando a representar al menos el 30% de la plantilla, suman 1 punto porcentual a su margen neto.

De hecho, pese a que el estudio destaca que no existen sanciones específicas en España por incumplimiento en igualdad de género, Up SPAIN asegura que las empresas que invierten en diversidad adquieren una potencial “prioridad en los contratos con el Gobierno”.

Pero esta no es la única ventaja, ya que la ciencia ha confirmado recientemente que las mujeres son mejores que los hombres a la hora de desarrollar acciones ‘multitarea’. Esta investigación, publicada en la Royal Society Open Science, vendría a confirmar el aumento en el nivel de productividad que podrían obtener las empresas de cara a contratar a mujeres, pero ¿qué pasa cuando son madres?

Según el estudio sociológico “Somos Equipo” publicado por la asociación ‘Yo no renuncio’, 6 de cada 10 mujeres renuncian a su carrera profesional tras ser madres, motivo por el cual algunas empresas muestran ciertas reticencias en la contratación. Sin embargo, desde Up SPAIN defienden que esta circunstancia podría cambiar de invertirse en beneficios sociales concretos que garanticen una buena conciliación de las mujeres trabajadoras que son madres.

La facilitación de servicios de guardería, transporte y la creación de horarios flexibles para empleados –hombre y mujeres- con niños, permitiría un mayor equilibrio familiar y la posibilidad de que ninguno de los miembros de la pareja tenga que renunciar a su carrera profesional. No obstante, colectivos feministas defienden que no se trata de que las empresas deban rebajar el nivel de responsabilidades de las mujeres que tienen hijos a su cargo, sino de flexibilizar la forma en la que organizan esa jornada y permitir que la pareja también asuma una parte de sus obligaciones como padres.

Una tarea que desde el Gobierno ya se ha comenzado a impulsar mediante la Ley de Igualdad, que recoge cambios en el permiso de paternidad, que pasa a ser de cuatro semanas. Además, Up SPAIN recoge en su Blog algunas cuestiones a tener en cuenta como que dicho permiso –el de paternidad- se suma al permiso que existe por nacimiento de hijo y que, en los supuestos de nacimiento de hijo, adopción o acogimiento, el trabajador tiene ya derecho a la suspensión del contrato durante cuatro semanas ininterrumpidas, ampliables en el supuesto de parto, adopción o acogimiento múltiples en dos días más por cada hijo, cobrando el 100% del salario, entre otros.

Fuente: equiposytalento.com