La consejera de Empleo apuesta por la formación dual para crear puestos de trabajo en automoción

Publicado el 20/11/2015

En una jornada sobre este sector, sus proyectos y modelos de gestión organizada por Castilla y León Económica con el patrocinio de GRI y el apoyo de Industrias Maxi y la ADE

Share Button

Fuente: www.castillayleoneconomica.es

 

Rosa Valdeón, vicepresidenta de la Junta y consejera de Empleo, apostó por la formación dual para generar empleo en la industria automovilística durante la jornada La automoción, un sector en crecimiento. Sus proyectos y modelos de gestión organizada por la revista Castilla y León Económica, con el patrocinio de Gabinete de Recolocación Industrial (GRI) y el apoyo de Industrias Maxi y la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE), y celebrada este jueves en Valladolid con la asistencia de más de 300 personas.

En su opinión, la Administración tiene mucho camino que recorrer en este ámbito educativo, “pero no podemos hacerlo sólo nosotros, debemos contar con el apoyo de todos los agentes económicos, y dentro del marco estable que nos ofrece el Diálogo Social”.

Para la titular de Empleo, es importante que esta industria preste atención a la innovación, “respaldados por los centros tecnológicos”.

En la presentación del acto, Eduardo Ordóñez, presidente de GRI, señaló que su compañía ha sido partícipe de la evolución de este segmento al facilitar los procesos de reestructuración empresarial a través de la captación de fondos europeos (FEAG), “que promueven la implantación de medidas de mejora de la empleabilidad y de la reorientación profesional de los trabajadores que se han visto afectados por la pérdida de un puesto de trabajo, o a través de Programas de Recolocación Externa, que minimizan el impacto de esta situación en las personas y reducen también el tiempo de incorporación a un nuevo empleo”.

Al respecto, recordó la intervención de GRI en 2008 a través de un programa de este tipo dirigido a más de 1.000 trabajadores de las empresas de Lear y Nachi, y “las más de 2.000 personas que atendimos en Cataluña como consecuencia de la reestructuración de negocios como Nissan, Esteban Ikeda o Frape”.

En esta línea, incidió en su relación con compañías como Bridgestone, Johnson Controls y TWR, entre otras, para llevar a cabo sus planes de recolocación externa; con el Observatorio Industrial del Sector de la Automoción de Castilla y León desde el año 2011 en la elaboración de diversos estudios sectoriales y con su organismo homólogo nacional; y en los servicios ofrecidos en el apartado de formación in company.

Según apuntó, el sector de automoción en Castilla y León representa más del 20% del VAB de la industria manufacturera regional, con más de 6.130 millones de euros de facturación y es sensiblemente superior a la que tiene en el conjunto de España. “Prueba de ello es que de las 4 factorías instaladas salieron en 2014 más de 378.000 unidades, lo que significa que la comunidad autónoma ensambló casi el 16% de los 2,4 millones de vehículos fabricados el año pasado en España. Estos datos muestran cuán importante es este sector para nuestro territorio”, comentó.

En el evento se celebró la mesa redonda Una gestión local para un mercado global, con la participación de Antonio Alastuey, director ejecutivo de Renault España; Manuel Mansilla, director de la factoría de CNH Industrial (Iveco) en Madrid; José Manuel Temiño, consejero del Grupo Antolín; y Miguel Paniagua, gerente de Gestamp Palencia y moderada por Alberto Cagigas, director de Castilla y León Económica, que señaló que es evidente que la automoción “es el sector más importante de nuestra región por su aportación a la economía regional. Para hacernos una idea de su magnitud, los 47 socios del clúster de automoción FACYL, que agrupa a 3 fabricantes de vehículos, 43 empresas de componentes y proveedoras de servicios y 1 centro tecnológico, alcanzaron en 2014 una facturación de 7.900 millones de euros con una plantilla global de 19.900 trabajadores”.

Además, añadió que las exportaciones de esta industria “rozaron los 4.900 millones en el pasado año, lo que representa más del 38% de las exportaciones totales de la región. Otro dato que avala la importancia de este segmento es que las 5 mayores empresas de Castilla y León son del sector de la automoción”.

Alto ciclo de producción

El director ejecutivo de Renault España incidió en que en la actualidad las plantas de Castilla y León están en ciclo alto de producción, incluida la factoría de Motores, “que produce el 50% de los motores que  suministra la multinacional a todo el mundo”; al tiempo que manifestó que el sistema de producción se ha transformado, pues “se ha intentado sincronizar a todos los estamentos de la compañía y se ha abogado por el saber hacer de las fábricas, ya que el secreto del éxito ha radicado en ponerlo todo al servicio del puesto de trabajo”.

Por su parte, Mansilla recordó que la clave de sus buenos resultados en España “es nuestro equipo, que tiene una edad media de 38 años. Invertimos en formación y desarrollo, lo que ha hecho que gracias a nuestro modelo de gestión de mejora continua, basado en el sistema lean, nuestras plantas sean cada vez más competitivas”. Las 2 factorías españolas están a la cabeza de las 64 que tiene la compañía en el mundo.

Planta de Valladolid

“Producimos en nuestro país vehículos pesados para todo el mundo salvo para Latinoamérica”, aseveró. Respecto a la planta de Valladolid, avanzó el lanzamiento de un nuevo modelo en 2016, “con las buenas perspectivas de crecimiento del mercado”, y el traslado desde Madrid de la producción de las cabinas de los vehículos pesados. “Valladolid tiene un futuro prometedor”, puntualizó.

En su intervención, Temiño apuntó las sinergias desde el punto de vista territorial y de cliente y producto que existían entre Grupo Antolín y Magna Interiors, “lo que nos animó a su compra con la que duplicaremos nuestra facturación”, a la vez que avanzó la puesta en marcha de nuevas plantas en México y EE UU.

La compañía factura en Castilla y León el 6% de su cifra global de negocio. “Debemos ir donde nuestros clientes van, aunque nuestra vocación es mantenernos en esta tierra”, indicó.

Por último, el gerente de Gestamp Palencia insistió en que la crisis “nos ha ayudado a ser eficientes, orientarnos al cliente e intentar ser los mejores, porque no sabemos lo que va a pasar y lo que está a la vuelta de la esquina”.

Al hilo de esta afirmación, destacó: “tenemos proveedores en Castilla y León altamente cualificados y muy competitivos, aunque no podemos caer en la autocomplacencia, porque debemos seguir trabajando en ser los mejores”.