La EPA lleva todo el año congelada en Burgos en 32.900 desempleados

Publicado el 24/10/2014

Mientras el paro en España registra una caída récord en el tercer trimestre de 195.200 personas, donde se crean 151.000 empleos, en la provincia se han perdido 1.300 ocupados

Share Button

Fuente: Diario de Burgos

24 de OCT / G. ARCE

El optimismo que se respira a nivel nacional, donde el paro bajó en 195.200 personas en el tercer trimestre del año respecto al trimestre anterior y se crearon 151.000 empleos, es más contenido en Burgos, pues la provincia lleva tres trimestres consecutivos anclada en los 32.900 parados y entre julio y septiembre ha visto como el número de ocupados descendía en 1.300 personas. No obstante, la última Encuesta de Población Activa (EPA) constata que el mercado laboral provincial ha cambiado significativamente respecto a cómo estaba en octubre de 2013: hay 2.500 parados menos y 2.900 ocupados más.

Hay otros datos para el optimismo. La tasa de paro provincial  se sitúa en el 18,08%, muy por debajo de la media nacional (el 23,67%, correspondiente a 5,4 millones de desempleados, el nivel más bajo desde el cuarto trimestre de 2011) y de la regional (19,4%, con 226.000 parados). Si miramos a la población ocupada, 149.000 trabajadores en Burgos, la tasa local alcanza el 59,63%, ligeramente por encima de España (59,53%, 17,5 millones de trabajadores) y superior al 55,25% que se registra en Castilla y León, donde los ocupados alcanzan los 939.200.

Entre julio y septiembre se crearon 151.000 empleos (0,87%), el mayor aumento de la ocupación desde el tercer trimestre de 2007.

Otros datos que revela la tercera EPAdel año muestran que en Burgos hay 3.600 personas buscando su primer empleo y que 123.200 se encuadran en la población inactiva (jubilados, estudiantes, amas de casa e incapacitados).

Todos los empleos creados entre julio y septiembre en España pertenecían al sector privado, que registró un avance de la ocupación de 154.900 personas (1,07%), mientras que el empleo público se redujo en este trimestre en 3.900 (-0,13%). El sector público acumula un ajuste de 17.700 puestos de trabajo en el último año (-0,6%), mientras que el privado crea 291.600 empleos (2%). En total, los asalariados públicos sumaban 2.925.600 al finalizar septiembre, frente a los 14.578.400 privados.

 

Sectores

Por sectores, el desempleo aumentó en la agricultura, con 24.200 parados más (9,2%), y en el colectivo de los que buscan su primer empleo, con 39.700 desempleados más (7,3%). En el resto de sectores bajó el paro: servicios, como es habitual en la época estival, se anotó 85.700 desempleados menos (-5,8%); el paro de larga duración disminuyó en 122.300 personas (-4,2%); construcción restó 32.000 parados (-12,5%), e industria registró 19.000 desempleados menos (-8,8%).
En el último año, los sectores donde más se ha reducido el desempleo en términos cuantitativos son el de servicios, con 183.900 parados menos (-11,6%), y los parados de larga duración, con 165.600 desempleados menos (-5,7%), mientras que el único aumento corresponde a la agricultura, con 700 desempleados (0,2%).

Los hogares con todos sus miembros en paro bajaron en el tercer trimestre en 44.600, lo que supone un 2,4% menos que en el trimestre anterior, hasta situarse en 1.789.400. En el último año los hogares con todos sus miembros en paro se han reducido en 104.200, un 5,5% menos.

Por su parte, los hogares con todos sus integrantes ocupados aumentaron en 165.400 entre julio y septiembre de este año, un 1,8% respecto al trimestre anterior, hasta un total de 9.073.100 hogares. En el último año, las familias con todos sus miembros ocupados han subido en 353.700 (4%).

En términos absolutos, todo el empleo creado en el tercer trimestre fue a tiempo completo (370.700), un 2,5% más, frente al descenso de 219.700 empleos a tiempo parcial (-7,7%).

«Se ha creado empleo neto y, sobre todo, indefinido y en el sector privado», celebró el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, desde Bélgica, donde se encontraba ayer de viaje oficial. Pero la lucha contra el desempleo continúa porque «queda mucho por hacer», añadió.