La escuela de hostelería de Aranda de Duero estará operativa en 2015

Publicado el 14/05/2014

El nuevo centro formativo tendrá sus instalaciones en el Centro Cívico Virgen Viñas

Share Button

Fuente: El Correo de Burgos 

14 de MAY / LORETO VELÁZQUEZ

Convencidos de que las bases del éxito del turismo están íntimamente relacionadas con el ámbito formativo, el Ayuntamiento de Aranda pondrá en marcha en el año 2015 el primer centro de formación de hostelería de la capital ribereña. Una iniciativa que comenzó a gestarse hace un año, y que ahora cobra forma gracias a un taller de regeneración de espacios públicos que se desarrollará desde el 1 de junio y hasta el 30 de noviembre. «Va a ser una obra importante», avanzaba la concejala responsable del área de Acción Social, Azucena Esteban.

Así, siguiendo las instrucciones fijadas por el Servicio Público de Empleo de la Junta de Castilla y León (Ecyl), el Ayuntamiento habilitará en el centro cívico Virgen Viñas las 16 cocinas, (con 16 fogones individuales y 16 sistemas de extracción de humos), que necesita para homologar el curso de hostelería.

«Entendemos que Aranda de Duero es una zona hostelera de referencia que hay que potenciar», defiende la edil del Partido Popular, consciente de que los cursos de cocina que hasta ahora se han llevado a cabo no cubrían la demanda existente. «Los hosteleros lo podrán utilizar para realizar convenciones o cualquier otra actividad que estimen», añade.

Apoyo del Ecyl

Los encargados de materializar el proyecto serán los alumnos de la segunda fase del taller de empleo que el Ayuntamiento de Aranda activa con el apoyo del Ecyl, que financiará la iniciativa con 100.000 euros. Por su parte, el Consistorio se hará cargo del material, que costará 70.000 euros. «Por ahora, vamos a sacar 50.000 euros de remanentes», subrayaba convencida de que no habrá mayores problemas para conseguir los otros 20.000 euros. «Nos hubiera gustado contar con más dinero para adquirir un mobiliario acorde al centro a acreditar, pero poco a poco», asegura decidida a dejarlo todo en condiciones «a final de la legislatura». Los talleres de rehabilitación de espacios públicos suponen una oportunidad tanto para los ayuntamientos que pueden mejorar sus instalaciones, como para los estudiantes que se forman a nivel profesional.

Programas

«En los tres que se han desarrollado en Aranda se han formado 48 personas», señala la portavoz del equipo de Gobierno.

Bajo esta perspectiva, los programas sirvieron para rehabilitar la fachada del colegio Virgen Viñas, el hall del centro ‘Ceas’ de las Francesas, -«que está totalmente nuevo»-, y la tercera planta del edificio de Las Francesas. En la reforma se adaptaron los baños que son ya accesibles para las personas minusválidas.

En cuanto a la primera fase del taller que terminará el próximo día 30 de mayo, los alumnos han contribuido, – bajo la dirección de un arquitecto técnico y dos oficiales de primera-, a adecentar la plaza mayor y las calles La Miel, Prado Marina y Paseo del Sol.