La gran empresa se pelea por los técnicos de FP

Publicado el 07/02/2020

Estos perfiles tienen mayor empleabilidad. En 2019 se contrataron un 54% más que universitarios, según el Servicio de Empleo

Share Button

El joven Markel Txasko estudió un grado superior de FP Dual en Informática, en la Universidad de Mondragón, lo que le permitió trabajar allí como técnico de sistemas. Esta formación le abrió las puertas de la empresa Kiro Grifols y, al mismo tiempo, estudió el grado en Ingeniería de Software. Su conclusión es clara: “La empleabilidad de la FP está muy por encima de la que aporta un grado universitario. En la universidad te explican cómo hacer las cosas y en la FP las haces desde el primer día. Y esto es lo que buscan hoy las grandes empresas”.

Empresas importantes como Bankia, Banco Santander, Telefónica, Red Eléctrica, Repsol o Siemens contratan talento procedente de la FP. Su formación, pareja a la realidad de las compañías, coloca a esta cantera en los puestos de cualificación intermedia que demanda el mercado. Lo corrobora el Observatorio de las Ocupaciones del Servicio Público de Empleo Estatal 2019, según el cual, se contrataron hasta un 54% más de jóvenes con un título de FP que con un grado universitario.

Las grandes empresas han pasado a la acción, formando ellas mismas al talento que requieren. Y lo están consiguiendo en un plazo de dos años, en el que se cursa la FP Dual, que exige por ley un 33% del tiempo educativo en la empresa. Bankia es la entidad financiera pionera en la creación de un programa para formar gestores de bancos, lo que dota a estos jóvenes de una experiencia que “dispara su empleabilidad”, según la entidad, que añade que “muchos ejercen aquí de asesores financieros”.

Es el caso de Sara Rodríguez, quien asegura que “aplicar los conocimientos que adquieres sobre la marcha es impagable porque sabes por qué haces las cosas y para qué sirven en la cadena de la que formas parte”. A un año de finalizar Administración de Empresas en la Universidad Juan Carlos I, confiesa que “es una pena adquirir tantos conocimientos que nunca vas a emplear, al contrario que en la FP, donde todo lo que aprendes se usa”.

Habilidades

Algo que sabe muy bien uno de los alumnos ya contratados por Red Eléctrica, que, siendo ingeniero, ha cursado el grado de Técnico Superior en Centrales Eléctricas, nacido hace dos años fruto de la colaboración entre la transportista de electricidad y el Centro Integrado de Formación Profesional Tecnológico Industrial de León. “Ante la inexistencia del especialista en instalaciones de alta tensión, posición fundamental para nosotros, hemos trabajado para su puesta en marcha en nuestro campus desde 2017. Estas promociones ya están trabajando. Su formación añadida en trabajo en equipo y compañerismo, les confiere un valor altamente competitivo y productivo”, indica José Luis Mata, jefe del departamento de gestión de talento de la compañía.

Estos perfiles absorben, por primera vez en 22 años, el 42,4% de las ofertas de empleo en España, según un informe del Adecco Group Institute. Lo que se debe a que España está viviendo una “tercialización de su actividad, un crecimiento del sector industrial y una necesidad acuciante de talento digital”, según su director, Javier Blasco. A lo que se suma su entrada en posiciones que estaban siendo cubiertas por personal sobrecualificado (35%), “algo que se ha revelado como un error que conduce a la frustración y a la desmotivación”, añade Blasco.

El Banco Santander califica como “muy válidos” a estos profesionales y anuncia como prioridad para 2020 “incrementar el porcentaje de incorporaciones de estos perfiles con otras competencias y capacidades, para posiciones técnicas con funciones de back office, operaciones y tecnología”. También destaca como valor diferencial “que trabajan de forma muy eficiente desde el primer día con una formación muy práctica, orientada a las necesidades que realmente tenemos”.

Telefónica cuenta igualmente con contratados procedentes de FP en áreas comerciales. Hace dos meses, la compañía firmó un convenio que incluye un programa de becas para financiar prácticas de los grados superiores, “reconocido el valor de la vinculación de sus estudios a la realidad del mercado de trabajo y a la especialización en sectores de nuestro interés”, según la operadora. Del mismo modo Repsol, interesada en 10 grados superiores como Química Industrial, Fabricación Mecánica, Mecatrónica, Laboratorio de Análisis y Calidad, Administración y Finanzas o Robótica, está incorporando anualmente a más de 130 alumnos, de los que el 70% se apunta en sus bolsas de trabajo. En los centros de trabajo, 60 alumnos del ciclo medio de Actividades Comerciales realizan cada año sus prácticas en estaciones de servicio de la compañía.

Para Santiago García, secretario general de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), este desembarco de la FP en las grandes organizaciones es producto del “mayor margen de maniobra, agilidad y flexibilidad que tiene la FP para adecuarse y actualizarse a la demanda del mercado”. Como demuestra el anuncio de la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, sobre la revisión de los 183 títulos de FP y la puesta en marcha de 80 titulaciones (entre las que destacan 5G, Ciberseguridad, Blockchain, Inteligencia Artificial, Big Data, Nube, Transición Ecológica o Economía Circular), “lo que va a disparar las contrataciones de quienes los cursen, porque salen sabiendo implementar soluciones a las necesidades que re claman las grandes corporaciones”, concluye García.

Fuente:  www.elpais.com

https://bit.ly/39k3CoJ