La integración virtual… y real

Publicado el 15/01/2014

El autor de ‘Trabaja con red’ disecciona las claves a través de las cuales las personas con discapacidad pueden hallar empleo en Internet

Share Button

Fuente: Diario de Burgos 

8 Ene. ( Juan Merodio)

La búsqueda de empleo al igual que otros aspectos de la vida profesional han cambiado en los últimos años, y ello nos lleva a tener que adaptarnos si queremos lograr nuestros objetivos profesionales. Por ello se ha lanzado de la mano de LID Editorial una edición especial de “Trabaja Con Red” pensada para ayudar a personas discapacitadas a trabajar su marca personal y utilizar las redes sociales como canal de búsqueda de empleo.

Vivimos un momento complicado en cuanto a búsqueda de empleo se refiere, por lo que debemos utilizar todas las herramientas que tenemos en nuestra mano para conseguir el puesto de trabajo que estamos buscando, e Internet y las redes sociales juegan a día de hoy un papel fundamental e ineludible en este proceso.

Las redes sociales no son especialmente accesibles a las personas discapacitadas, tal y como arrojaban los datos del estudio realizado por la Fundación ONCE “Accesibilidad a las redes sociales”, donde nos encontramos que redes sociales como LinkedIn tiene una valoración de 3 sobre 5 en cuanto a accesibilidad se refiere, dando problemas los códigos de seguridad de acceso llamados CAPTCHA, scripts que dificultan la lectura de determinados mensajes o imágenes sin etiquetar, y aunque queda mucho trabajo por hacer y mejorar, según las propias palabras de una persona invidente: “Con LinkedIn más o menos me puedo manejar”.

A pesar de esta “barrera digital” son muchos los beneficios que darán  el uso de las redes sociales a las personas con discapacidad a la hora de encontrar un trabajo, entre ellos hacer visible en el mercado sus actitudes y aptitudes, encontrar trabajos que no se anuncian por canales tradicionales, establecer una comunicación mucho más rápida y eficiente, disponer de un contenido actualizado prácticamente a tiempo real y la generación de su propia marca profesional, entendiendo por ésta la imagen que van a crear de nosotros en el mercado del sector al que nos dirigimos.

A lo largo de este libro entraremos a fondo en las distintas estrategias que pueden seguir para lograr su objetivo: encontrar un trabajo acorde a su formación y experiencia.

Para ello comenzaremos definiendo una hoja de ruta que será el centro de mando del trabajo a realizar, donde en ocho puntos y en un máximo de 5 días definiremos los objetivos, a quién nos dirigiremos, qué redes vamos a utilizar y con qué finalidad, qué acciones vamos a llevar a cabo y cómo vamos a ir midiendo si lo que estamos haciendo funciona.

Eso sí, es importante que sepas que esta estrategia supone un trabajo a largo plazo y continuo, con independencia de que encuentres trabajo, ya que te ayudará en el futuro a continuar mejorando tu situación laboral y, para ello, analizaremos el uso de distintas redes sociales, donde el 80% del libro se centra en LinkedIn, aunque también se comentan usos que se le pueden dar a Facebook y Twitter, aunque somos conscientes de que estas redes sociales tienen una accesibilidad bastante peor que Linkedin.

Para ello es importante que te conviertas en estudiante de cada una de las redes sociales, no solo para saber cómo funcionan, sino también para conocer cuál es la mejor manera de comenzar conversaciones que generen interés, ofrezcan contenido de valor y llegar a aquellos que te interesan.

Como lector te darás cuenta de que este libro tiene un uso eminentemente práctico. Lo mejor es que vayas realizando sobre la marcha las acciones que se van describiendo y que vayas poniendo todo en práctica, paso a paso, de la manera correcta .

Además y para facilitar la “lectura” del libro, está también disponible en audiolibro para que puedas escuchar íntegramente todos los capítulos del libro, y así hacerlo de la manera que te sea más cómoda.

¿Te unes a “Trabajar con Red”?