La Lanzadera Financiera de Castilla y León dispone de una línea de 5 millones para la internacionalización de las pymes

Publicado el 23/02/2017

El CEO del Icex afirma que el sector exterior de la región crece un 73% desde 2009 en la jornada patrocinada por el Popular a la que asisten cerca de 400 personas

Share Button

José María Ribot, director general de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE), aseguró este miércoles que la Lanzadera Financiera de Castilla y León incluye una línea de ayudas para proyectos de expansión internacional de las pequeñas y medianas empresas de la región, dotada con 5 millones de euros, que ya ha recibido 200 solicitudes de 21 sectores diferentes, durante la jornada Financiación para la internacionalización de las pymes, organizada por Castilla y León Económica e Icex con el patrocinio de Popular y celebrada en la Feria de Valladolid con la asistencia de cerca de 400 personas.

El responsable de la ADE añadió que este programa, cofinanciado con fondos europeos Feder, financia todos los aspectos de la internacionalización, desde acciones de promoción exterior a participación en licitaciones internacionales e implantaciones productivas y comerciales, entre otras.

Según apuntó, “operar en los mercados exteriores incrementa el riesgo de la actividad empresarial, por eso se hace imprescindible facilitar a las pymes instrumentos financieros accesibles, flexibles y adaptados que minimicen estos riesgos y favorezcan su salida al exterior”.

Francisco Javier Garzón, consejero delegado del Icex, resaltó que el sector exterior de Castilla y León experimentó un crecimiento del 73% desde 2009, 13 puntos porcentuales más que la media nacional, y en el pasado ejercicio lideró este aumento en España.

Aumento de la productividad

A su juicio, internacionalizarse supone “un verdadero esfuerzo, pero abrirse a la competencia exterior es una excelente escuela. Esa exposición crea incrementos de la productividad. Genera una auténtica transformación de las empresas, reporta más estabilidad y facilita acceso a crédito y las mejores condiciones de financiación”.

En la inauguración del acto, comentó que en 2016, alrededor de 400 compañías de la región participaron en alguno de los servicios que ofrece el Icex.

En su intervención, Ana Coral Gutiérrez, directora regional Valladolid, Burgos, Palencia y Soria del Popular, recordó que la especialización con las pequeñas y medianas empresas, “a las que el banco acompaña en su proceso de internacionalización, ha permitido a nuestra entidad llevar a cabo nueva contratación de crédito a pymes en 2016 por un importe superior a los 11.500 millones de euros. El año pasado, consolidamos nuestro liderazgo en cuota de mercado en este segmento en España, que pasó del 16,5% en 2015 al actual 17,7%, según los últimos datos del Banco Central Europeo y de la Autoridad Bancaria Europea”.

Digitalización

Al respecto, insistió en que Popular está avanzando en un proceso de reestructuración para enfocar a sus equipos en el reto de la digitalización. Para dar respuesta a este desafío, recientemente creó la Dirección General de Transformación Digital. “Estamos trabajando en potenciar la presencia del negocio digital gracias al que podremos ajustar nuestros servicios a las demandas de los clientes, lo que significa que la atención personalizada que nos caracteriza se completará con una nueva vía de comunicación y gestión”, precisó.

Según apuntó, mas de 71.000 pymes, autónomos y comercios de Castilla y León son clientes de la entidad financiera. “Nuestro esfuerzo por llegar a más empresas continuará, al mismo tiempo que nuestras ganas de avanzar con ellas”, afirmó Gutiérrez.

Mesas redondas

Asimismo, se celebraron 2 mesas redondas. La primera, con el título El acceso a la financiación de las pymes, contó con Luis de Fuentes, director general de Cofides; Fernando Salazar, subdirector general de Fomento Financiero a la Internacionalización; Bruno Fernández Scrimieri, consejero delegado de Enisa; y Rosario Casero Echeverri, subdirectora de Estrategia y Evaluación del ICO; con Christian Garma, director de Asesoramiento Financiero de Icex como moderador.

De Fuentes afirmó que hay un 80% de recorrido en Castilla y León para equiparar su peso en la cartera de negocio de Cofides con su representación en el PIB nacional. Destacó los programas Fonpyme y Fiex.

Por su parte, Salazar aseveró que su fondo de inversión cuenta con una capacidad de 500 millones anuales “que ahora mismo no agotamos. Financiamos operaciones de exportación y de inversión de todo tipo de bienes y servicios”.

Préstamos participativos

En su intervención, Fernández Scrimieri precisó que Enisa supone un impulso financiero a la pyme, y en concreto a varios colectivos a los que la banca no acude por los riesgos que puede entrañar. “Nuestro volumen de crédito está entre 25.000 euros y 1,5 millones de euros por cada compañía”, dijo.

Al respecto, abundó en los préstamos participativos que ofrece, que tienen un tipo de interés con un tramo fijo y otro variable en función de los resultados de la empresa. “No pedimos aval ni garantía. No queremos ser el único ni el principal financiador, sino que deben ser los socios”, precisó.

Por último, la subdirectora de Estrategia y Evaluación del ICO subrayó que este organismo está muy en contacto con las empresas: “tenemos una amplia tipología de productos. Como no disponemos de red como banco público, nos apoyamos en la de la banca privada, lo que nos facilita una capilaridad enorme para llegar a todo tipo de negocios. El préstamo tipo medio es de 55.000 euros. Apoyamos las garantías para salir al exterior, así como la exportación a largo plazo, entre otros”.

Experiencias prácticas

En la segunda mesa redonda, denominada Experiencias prácticas de empresas y moderada por Alberto Cagigas director de Castilla y León Económica, tomaron parte Pedro Pisonero, director general de Iberaval; Inés Menéndez de Luarca, directora de Riesgo País y Gestión de Deuda de Cesce; Fernando Aranguren, director financiero de Global Exchange; y Juan José Cuevas Rodríguez, consejero delegado de Innpak.

Pisonero aseguró que el crecimiento “en nuestro caso y, en el de las pymes de Castilla y León con las que trabajamos, es superior a los 2 dígitos, y el primero no es un 1, son datos muy positivos”. Al hilo de esta afirmación, destacó que Iberaval opera con empresas de tamaño mediano y algunas pequeñas, pero no micro, “porque para salir fuera es importante la dimensión”. Los proyectos que se apoyan para exportación son principalmente industriales y comerciales.

Asimismo, la directora de Riesgo País y Gestión de Deuda de Cesce profundizó en la cartera de clientes que posee en Castilla y León, “que son 20, menos de los que quisiéramos en el caso de la cuenta del Estado, mientras que en el caso de la propia son alrededor de 200″. En su opinión, es importante potenciar la comuniciación para dar a conocer más estos instrumentos de apoyo.

Por su parte, Aranguren incidió en el volumen de cambio que mueve la empresa, que ascendió a 288 millones en 2011 y a 826 millones en el pasado ejercicio, aunque la previsión para este año es de más de 1.100 millones. A este respecto, detalló que su crecimiento se ha basado en la financiación bancaria, para cubrir las necesidades que surgen en la compañía.

Por último, el consejero delegado de Innpak señaló que la empresa creció en el peor momento de la crisis “con un plan claro, con fondos propios y la vocación de la exportación y de abrirnos a mercados internacionales”.

Fuente: castillayleoneconomica.es