La UBU convocará más de 100 plazas de profesorado para el próximo curso Burgos

Publicado el 17/07/2014

Son las mínimas necesarias para atender las necesidades de las titulaciones

Share Button

Fuente: El Correo de Burgos 

17 de JUL / N.E.

La Universidad de Burgos necesita más profesores para atender a su alumnado. Cada verano se aprovecha el cambio de curso para realizar la modificación principal de la plantilla ya que coincide con la finalización de contratos, los nombramientos y la reposición de unas plazas por otras para adaptar el número de docentes a las necesidades cambiantes de las titulaciones universitarias ya que no se mantiene constante el número de alumnos que se matriculan en cada grado.

La UBU tiene previsto contratar a más de un centenar de docentes, todos serán contratos temporales ya que la universidad tiene limitadas las plazas que puede convocar por la tasa de reposición, la misma ley que afecta a todas las administraciones. Inicialmente, la propuesta del vicerrector responsable de profesorado era la de sustituir 111 plazas por otras 107. Al finalizar este curso, se ha observado que se han producido cinco jubilaciones (4 docentes) y se finalizan contratos de 2 profesores ayudantes doctores, 6 ayudantes y 98 profesores asociados (en total 111). La propuesta continuaba con la idea de contratar a 9 ayudantes, 23 profesores ayudantes doctores, un profesor contratado doctor interino y 73 profesores asociados, según explica Alfredo Bol, responsable de profesorado.

Sin embargo, la Consejería de educación no aceptó al 100% la petición de la UBU ya que considera que este planteamiento incrementaría la partida de Personal para el ejercicio 2015. Esta oposición ha hecho que la UBU haya tenido que rebajar su planteamiento, eliminando plazas de ayudante y reduciendo a 10 las plazas de profesor ayudante doctor. De esta manera, la Universidad deberá contratar a docentes predoctorales y a profesores asociados. Se incrementa de esta manera la temporalidad y la interinidad de la plantilla. Desde la UBU, están preocupados por el efecto «pernicioso» que se deriva de la tasa de reposición a la que obliga la Ley 22/2013 de 23 de diciembre. La universidad cuenta con una plantilla joven y durante este curso se han jubilado 4 docentes, por lo tanto no se puede dotar ninguna plaza fija ya que hacen falta 10 bajas para convocar una. La UBU aprobará la nueva RPT en el Consejo de Gobierno previsto para este viernes.