Las pequeñas y medianas empresas generarán más de 580.000 empleos entre 2018 y 2019

Publicado el 28/02/2018

Las pymes demandarán más de 1,6 millones de profesionales cualificados en los próximos 10 años

Share Button
Las empresas de pequeño y mediano tamaño seguirán teniendo un papel decisivo en la evolución del empleo global en los próximos años. Así, según las estimaciones del ‘Informe sobre el empleo en las pymes’, que editan la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) y el grupo de Recursos Humanos Randstad, las pymes crearán más de 585.000 puestos de trabajo entre 2018 y 2019. En concreto, 299.000 empleos este año, un 3,1% más que en 2017, y 285.000 el año que viene.

El informe, que ofrece un exhaustivo análisis del conjunto del año así como una radiografía del cuarto trimestre, fue presentado este lunes por el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, y por el presidente de Randstad en España y Latinoamérica, Rodrigo Martín,, en un acto que contó también con la presencia de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

El sector servicios volverá a concentrar los mayores aumentos de la ocupación, aunque también se observará una cierta ralentización del crecimiento siguiendo la tónica general. Pese esta ligera desaceleración, generará más de 480.000 empleos.

En total, en los próximos 10 años se espera que se creen más de 1,6 millones de puestos de trabajo, que precisarán, según señalan los expertos, de profesionales cualificados en los sectores en los que se prevé una mayor actividad como la hostelería, las ingenierías, los trabajos, administrativos, los profesionales de ciencias sociales y matemáticas.

Empleo más cualificado

En cuanto a la evolución del mercado laboral el año pasado, presenta un importante cambio estructural, caracterizado por una mayor cualificación de los empleos demandados por las pymes. Así, aunque los mayores crecimientos de empleo se han producido entre los perfiles no cualificados del sector industrial y de la construcción, más del 86% de los nuevos afiliados se concentran en tipos de empleo que requieren una mayor cualificación, especialmente en el sector servicios.

Los expertos subrayan la importancia de la formación para corregir los desequilibrios entre las necesidades de las empresas y las cualificaciones de los trabajadores. Para el presidente ejecutivo de Randstad España y Latinoamérica, Rodrigo Martín, esto es de vital importancia, ya que “si se cierra el fuerte desajuste informativo que existe, el ritmo de creación de empleo en los próximos años podría ser superior y se podrían crear casi 600.000 puestos de trabajo”.

Estos desequilibrios entre la oferta y la demanda por ocupaciones se observan fundamentalmente en los servicios de enseñanza, industria cualificada y la construcción, entre otras áreas de actividad.

Para el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, “la formación y la cualificación son fundamentales para que las empresas sean más competitivas”, al tiempo que destacó la importancia de que haya estabilidad política. “Los riesgos que tenemos encima de la economía española son más riesgos políticos, de inestabilidad, que económicos. Por eso, pedimos estabilidad”, añadió.

Las pymes generan casi dos terceras partes del empleo en España. Sólo el año pasado, aportaron el 60% de los afiliados. Por eso, según subrayó la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, que “las pequeñas y medianas empresas avancen es la mejor manera de que haya más oportunidades laborales”.

Así, Báñez recordó que el objetivo del Gobierno es lograr “20 millones de ocupadosen el horizonte de 2019 y que el nivel de ocupación alcance el 70% en 2022″.

En la misma línea que Garamendi, la ministra insistió en la importancia de “la estabilidad política para completar la recuperación en una legislatura” que, dijo, “debe ser la legislatura de la recuperación social”. Y pidió a todos los grupos parlamentarios su “compromiso” para que haya “Presupuestos y se pueda seguir fortaleciendo la recuperación económica y creando más de 500.000 empleos al año”.

Fuente: elmundo.es