Los mayores de 50 firman el 10% de los contratos pese a ser el 30% de los parados

Publicado el 30/08/2013

Los desempleados que pasan de la cincuentena en la provincia ya son 9.604, más del doble de los existentes a principios de la crisis. Es, junto a los jóvenes, el colectivo más castigado

Share Button

Fuente: http://www.diariodeburgos.es/

R. Travesí / Burgos – lunes, 26 de agosto de 2013

Hay dos colectivos con los que el mercado laboral se ha cebado de manera especial. Por un lado, los jóvenes, con una tasa de paro del 57% en España. Por otro, se encuentra el de las personas mayores de 50 años, que tienen muchas dificultades a la hora de encontrar un empleo. En un caso, se habla del riesgo de una generación perdida y en otro, la expulsión prematura del mercado laboral con la única salida de la jubilación anticipada. Los jóvenes tienen, al menos, una vida por delante y la posibilidad de encontrar un trabajo cuando la situación económica mejore pero las personas de más edad tienen el agravante de que cuentan con más cargas familiares.

Las estadísticas son un fiel reflejo de las escasas oportunidades que encuentran los desempleados de más de 50 años. A lo largo del primer semestre de 2013, es un colectivo que solo firmó el 10% de todos los contratos suscritos en la provincia de Burgos pese a que supone el 28,4% del total de los parados. En la actualidad, los desempleados mayores de 50 años suman 9.604 frente a los 4.022 que había en 2008, con el inicio de la recesión.
Este drama humano se traduce en el análisis de los que técnicamente se conocen como parados de larga duración. Son los que no han podido trabajar, al menos, durante el último año. La crisis ha mostrado su peor cara con este colectivo de desempleados, que no ha parado de crecer desde 2008. Si en ese año, había 3.824 burgaleses en esa situación, ahora son 13.010. Es decir, un 240% más, convirtiéndose en el peor balance del Informe de Mercado de Trabajo por Colectivos, elaborado por el Observatorio Provincial de Empleo del Ecyl de Burgos.
El porcentaje se dispara hasta el 426% en el caso de los hombres. Son los verdaderos perjudicados de la trituradora de empleo en la provincia y en España. Lo peor de todo es que tampoco hay visos de que tengan su oportunidad para demostrar su valía y su experiencia. No en vano, en la actualidad, este colectivo es el 41% del paro total en Burgos. En España hay casi 3,5 millones de parados de larga duración.
El paro general ha aumentado un 138% entre 2008 y 2013 en la provincia, hasta rozar los 32.000 desempleados en junio pasado. En cambio, para los parados de larga duración, el incremento casi se duplica. Y todo parece indicar que las pequeñas alegrías que pueda dar el mercado laboral en este verano y hasta final de año no afectarán a este colectivo de los desempleados que llevan más tiempo sin encontrar un empleo. En el último año (que va de verano de 2012 al verano de 2013), el número de estos parados ha aumentado casi en 3.000 personas. De ésos, cerca de un millar son, precisamente, los que tienen una edad entre los 50 y 60 años.
Los parados entre 50 y 60 años siempre han liderado esa estadística, con incrementos del 200% en el último quinquenio. El número de desempleados de larga duración baja a medida que lo hace la edad, salvo la excepción de los mayores de 60 años que se cuelan en el tramo de la treintena.
por nacionalidad. Pese a lo que pueda pensarse, el Observatorio recoge que los parados de larga duración son, básicamente, españoles. Tal vez, porque los desempleados extranjeros optan por regresar a sus países después de una temporada en el paro y al acabar de percibir la prestación por desempleo. Los inmigrantes con más de un año en el paro solo suponen el 10% de todo el colectivo.
Por sector económico, el mayor incremento entre 2008 y 2013 entre los desempleados con más tiempo apuntados en las listas del paro se da en la construcción, con un 681%. Las ocupaciones más demandadas ahora son peones de industrias manufactureras, personal de limpieza de oficinas, hoteles, vendedores de tiendas, administrativos y peones de construcción. El estudio del Ecyl recoge que los puestos con mayor aumento del paro han sido los operadores de carretillas elevadoras (+5.200%), soldadores (+1.950), camioneros (+1.931), repartidores (+1.810) y peones de transporte (+1.710).