Mañueco anuncia un plan de 220 millones con beneficios a 50.000 autónomos ante la crisis del Covid-19

Publicado el 26/03/2020

Incluye 68 millones para acciones destinadas a proteger el empleo

Share Button

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de la Junta de Castilla y León, ha anunciado este miércoles un conjunto de medidas económicas que en su totalidad suman 220 millones de euros para afrontar la crisis generada por la extensión del COVID-19 y que incluyen beneficios para 50.000 autónomos y 68 millones para acciones destinadas a proteger el empleo.

Estas acciones forman parte del acuerdo que Fernández Mañueco ha rubricado “de forma virtual” con los agentes del Diálogo Social (UGT, CC.OO y Cecale) con el objetivo de proteger a las empresas, a los trabajadores y asegurar la protección social ante una pandemia que “pone en una situación límite a empresas, pymes, autónomos y trabajadores”.

“Lo que buscamos es amortiguar el impacto de la situación de alarma que vivimos por el coronavirus”, ha detallado Fernández Mañueco, quien ha agradecido la “altura de miras” de los agentes del Diálogo Social que, junto con el trabajo de la Administración, “han hecho posible este acuerdo”. Como ha explicado el presidente se trata de un paquete de medidas de “contención” ante las “serias” dificultades por las que atraviesan los distintos sectores.

Plan de Choque

El presidente de la Junta ha señalado que se trata de un primer Plan de Choque, ya que “puede haber otros”, y ha confiado en que estas primeras medidas contribuyan a “minimizar” el impacto social y económico de esta crisis y faciliten la recuperación de la actividad cuando esta situación concluya.

Así, a través de estos 220 millones y el impuso de medidas concretas, la Junta prevé impulsar el mantenimiento del empleo, la protección de los trabajadores, garantizar las ayudas a autónomos, pymes y empresarios e incidir en la prevención de riesgos y la protección social a las familias vulnerables.

En concreto, del montante total se destinarán 68 millones de euros a un “amplio conjunto de medidas” para ayudar a incluir compensaciones económicas para los trabajadores, pymes y autónomos inmersos en ERTEs, para agilizar la tramitación telemática de estos expedientes y para respaldar el incremento de plantillas en aquellas empresas que hayan visto aumentar su actividad por el Covid-19 con especial incidencia en la industria agroalimentaria, ya que “el abastecimiento es la principal prioridad”.

Otras acciones

A estas acciones se suman otras destinadas exclusivamente a autónomos por 34 millones y que beneficiarán a unas 50.000 personas de este colectivo. Entre ellas destaca la aplicación de una tarifa plana de 60 euros al mes por seis meses para quienes se hayan visto afectados por el coronavirus y bonificaciones del 40 por ciento de la cuota de la Seguridad Social para quienes se reincorporen tras verse obligados a cerrar.

Asimismo, los autónomos que carezcan de prestación o subsidio tendrán una ayuda de 427 euros durante seis meses y existirá la opción de contar con una ayuda de 5.000 euros para el inicio de nuevas actividades.

“No es un último paquete veremos la evolución de los acontecimientos”, ha insistido Fernández Mañueco, quien ha recordado que los empresarios también podrán aplazar el pago de impuestos por 42 millones, se les garantiza una línea de financiación de 100 millones de euros para que tengan circulante y 20 millones en avales con ayudas de hasta 6.000 euros en función de las inversiones.

Además, en el marco del Diálogo Social junto a estas medidas se han impulsado otras relacionadas con la prevención de riesgos laborales, algo “prioritario” en una situación como la actual, con el fin de que se cumplan protocolos de seguridad, de entrada y salida.

Protección social

Asimismo, se establecen también hasta 8 millones en protección social con el fin de abordar asuntos como la protección de la salud de usuarios y trabajadores en residencias de mayores, dar respuesta a la dependencia, reforzar la teleasistencia y la atención domiciliaria, garantizar la alimentación infantil y las prestaciones esenciales dentro de la Red de personas y familias vulnerables.

“La sociedad de Castilla y León estamos juntos, codo con codo, trabajando, seguimos estando pendientes de las necesidades, estoy al frente del timón, sigo la actualidad minuto a minuto, la consejera de Sanidad lleva el peso fundamental de esta crisis pero cuenta con todo el gobierno unido y cohesionado para vencer a la pandemia”, ha insistido Fernández Mañueco.

En su intervención, el presidente ha hecho un reconocimiento especial a los profesionales sanitarios y de centros socio-sanitarios. “La Junta va a estar ahí, con todos ellos, vamos a estar siempre a su lado, reconociendo el esfuerzo de trabajadores que, por encima de su seguridad, ayudan al bien común de la sociedad y siguen en sus puestos de trabajo para que no nos falte de nada en días difíciles”, ha señalado.

Por último, Fernández Mañueco ha trasladado a quien ve peligrar su empleo o su negocio que la Junta “nunca” se “olvidará” de ellos y de los autónomos que “sufren de manera especial”.

Fuente: castillayleoneconomica.es