Más incentivos al emprendimiento para luchar contra la despoblación

Publicado el 25/11/2019

UPTA promueve una red de ayuntamientos rurales emprendedores.

Share Button

El 77% de los trabajadores autónomos que operan en poblaciones inferiores a 5.000 habitantes tienen más de 59 años. Y tan solo un 2% de esos autónomos son menores de 30. Estos datos han sido puestos en relieve por la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), en un informe en el que también destacan que en España existen más de 110.000 autónomos que se desarrollan en el ámbito rural.

Para UPTA, este panorama revela la necesidad de “crear incentivos” que permitan recuperar habitantes en poblaciones rurales y, además, “dinamizar la economía” de estos entornos. Desde esta organización se comenta que poner en marcha iniciativas que consigan generar políticas atractivas que capten nuevos emprendedores en los municipios menos poblados es trascendental.

Una de las iniciativas que han emanado de UPTA recientemente ha sido la Red de Ayuntamientos Rurales Emprendedores.

Los principales ámbitos de actuación de este proyecto serán pequeños consistorios de Castilla-La Mancha, La Rioja, Andalucía y Castilla y León, según ha explicado Eduardo Abad, su presidente.

Con esta Red, se pretende implicar a todos los agentes que operan en el ámbito rural, como pueden ser las fundaciones encargadas de fomentar iniciativas empresariales, las diputaciones, los agentes de empleo o las federaciones de municipios y provincias.

Además, se quiere dar apoyo y asesoramiento a los emprendedores y autónomos de estos entornos, así como se coordinarán con la Red Rural Nacional para promover una línea de actuación integrada.

También fomentará la cultura emprendedora con programas específicos en todos los ámbitos educativos, como las escuelas rurales o los centros universitarios. También se incluyen en este punto las Escuelas de Ingenierías Agrícolas, de Montes, Ciencias del Mar o Medio Ambiente.

En lo que respecta a trabajos de divulgación, entrarán en juego normativas de trabajo autónomo, economía social y economía colaborativa. El coworking y el acceso a la financiación también formarán parte de este “juego”.

Por último, las Tecnologías de la Información y la Comunicación también serán abordadas, como mejora de la competitividad y la igualdad de oportunidades dentro de los profesionales del ámbito rural.

Fuente: cincodias.elpais.com