Ruraltivity: una mano que guía a las emprendedoras rurales

Publicado el 25/10/2019

Fademur pone en marcha en León esta lanzadera para emprendedoras rurales, gratuita y personalizada, también abierta a los hombres

Share Button

“Quiero quedarme en mi pueblo y tengo una idea de negocio, pero no sé por dónde empezar”, podría ser la reflexión de cualquier emprendedora rural. Para ellas, pero también para ellos, la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales, Fademur, puso el año pasado en marcha Ruraltivity, la Lanzadera de Emprendimientos Rurales, que ya funciona en León y que se ha presentado de manera oficial en el Instituto Leonés de Cultura.

La responsable técnica de Ruraltivity en León, Sonia Fernández, explicó que se trata de “un programa nivel estatal que apuesta por el autoempleo y la educación emprendedora” que puso en marcha Fademur en 2018 y que “en León es un proyecto piloto que arranca este año”. Desde la sede de UGAL-UPA en León, Sonia se encarga de “informar, formar y asesorar en los procesos de emprendimiento en el ámbito rural, trabajar con familias y personas que tienen necesidades de inserción laboral y formativa”. Se trata de un servicio gratuito y personalizado en el que los y las emprendedores plantean su proyecto y reciben una cita para “asesorarles y guiarles de la mano”.

 

Asesoramiento en todas las fases

Ruraltivity es una lanzadera de empleo, pero no solo para los nuevos proyectos sino para todos aquellos que necesiten ayuda en algún momento determinado, puesto que atienden a todos aquellos que están en cualquiera de las tres etapas de su negocio, en la inicial, la intermedia o los que ya han comenzado a trabajar, pero aún les queda un camino por recorrer. “Pueden venir en los tres puntos y se les orienta y se les lleva de la mano”, asegura la responsable técnica de Ruraltivity en León. De hecho, desde su puesta en marcha en León, ha tenido tres casos y cada uno de ellos estaba en una fase diferente, “el primero ya había comenzado y necesitaba seguir trabajando, más publicidad y darse a conocer y pidió asesoramiento, otra pareja acudió porque quiere arrancar de cero y necesitaba información de dónde pedir subvenciones, cómo hacer contrataciones, seguridad social, etc”.

León es, después de Saldaña (Palencia), el segundo lugar en el que se pone en marcha Ruraltivity, una iniciativa de Fademur que comenzó su andadura en 2018 y que “se basa en hacer una campaña de difusión y jornadas de presentación, hay muchos cursos en la plataforma para que se puedan formar y hace hincapié en la importancia de guiar durante todo el camino del emprendimiento”.

Tengo una idea, ¿ahora qué hago?

Una vez que un emprendedor o emprendedora tiene una idea, puede acceder a Ruraltivity por dos vías, bien describir su proyecto en la plataforma web (ruraltivity.com) y un técnico se pondrá en contacto para comenzar con el asesoramiento o bien, de manera presencial, en el caso de León en las oficinas de Ugal-UPA en la capital leonesa. De momento, en León la ganadería y ganadería ecológica son las que más consultas suscitan, pero también la fabricación de quesos en casos en los que ya se dispone de ganadería y se quiere dar un paso en la transformación.

Carmen Alonso Santocildes, una ebanista de Carrizo de la Ribera, ha sido de las primeras en acudir a Ruraltivity, en su caso para convertir una casa en Portilla de Luna en alojamiento rural. Sonia Fernández, explica, la “asesora en todos los pasos, me ha puesto en contacto con gente y seguirá asesorando dudas porque muchas veces no sabes qué ley es la que corresponde, por dónde dar el primer paso, dónde acudir y tener una persona que asesore es muy agradable”.

Los pilares de Ruraltivity

Este proyecto pionero, subvencionado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social al amparo de la Convocatoria para la realización de actividades de interés general con cargo a la asignación de IRP, se basa en tres patas. La primera el emprendimiento social: procura un valor social sostenible a través del desarrollo de oportunidades para el cambio social, en segundo lugar el emprendimiento verde porque la apuesta es por la sostenibilidad, el medio ambiente, el consumo responsable…y que se relaciona con actividades como gestión ambiental de las empresas, ecoturismo, agricultura y ganadería ecológica, energías renovables, etc. Y, en tercer lugar, economía circular: dirigida al uso eficiente de los recursos y basada en la reutilización, la reparación y el reciclado de materiales y productos.

Fuente: agronewscastillayleon.com