Un puente hacia el liderazgo femenino

Publicado el 25/09/2013

Fuente: Diputación de Valladolid La Diputación de Valladolid pone en marcha el programa ‘Un puente hacia el liderazgo femenino’ para formar a mujeres jóvenes de la provincia de Valladolid en habilidades para el liderazgo. Las interesadas en participar en dicho programa pueden solicitarlo desde el 23 de septiembre hasta el próximo 8 de octubre en la […]

Share Button

Fuente: Diputación de Valladolid

La Diputación de Valladolid pone en marcha el programa ‘Un puente hacia el liderazgo femenino’ para formar a mujeres jóvenes de la provincia de Valladolid en habilidades para el liderazgo. Las interesadas en participar en dicho programa pueden solicitarlo desde el 23 de septiembre hasta el próximo 8 de octubre en la institución provincial.

El programa, titulado “Un puente hacia el liderazgo femenino”, se va a desarrollar en el primer fin de semana de noviembre, aprovechando que el viernes día 1 de noviembre es festivo y se desarrollará en 3 jornadas intensivas, incluyendo manutención y alojamiento para las participantes en la Hospedería del Centro de Interpretación de Matallana.

El acceso de las mujeres a determinados ámbitos de expresión y ejercicio del poder es limitado. Por ello, existe un consenso internacional sobre la necesidad del EMPODERAMIENTO de las mujeres.

El empoderamiento, concepto incorporado al castellano procedente del inglés, ya que tiene su origen en los movimientos por los derechos civiles en los años sesenta del siglo pasado en EEUU, es definido por la RAE como “la acción de hacer poderoso o fuerte a un individuo o grupo social desfavorecido”. También se puede definir como “el proceso por medio del cual las mujeres incrementan su capacidad de configurar sus propias vidas y su entorno, una evolución en la concienciación de las mujeres sobre sí mismas, en su estatus y en su eficacia en las interacciones sociales”.

Las mujeres durante las últimas décadas han estado participando más activamente en las distintas dinámicas sociales, pero todavía están lejos de alcanzar el poder de decisión y trato, tanto en la esfera pública como en la esfera privada. La situación de la mujer en la provincia de Valladolid y la participación social de las mujeres permanece todavía muy encerrada en “nuestros propios asuntos”, y no es una participación verdaderamente transformadora e integradora, lo que unido a las circunstancias socioeconómico actuales, provoca la reflexión y el cuestionamiento en muchas mujeres que comprenden que su problema no es cómo luchar contra los hombres, si no como crear y participar en la reconstrucción de un nuevo orden social que permita salir de una situación “trampa”, tanto para los hombres como para las mujeres.

Estudios en disciplinas tan diversas como la antropología o la educación para el desarrollo internacional comparten la misma conclusión: existe una relación causal directa entre la implicación de las mujeres en la vida social y el fortalecimiento de valores, actitudes y comportamientos que reflejan una libre, justa y tolerante interacción social.

La formación para el liderazgo se basa en una comunicación efectiva, sirve tanto para las mujeres como para los hombres, independientemente de su estatus o poder adquisitivo, es inclusiva, participativa y horizontal, y parte de la consideración de que ninguna persona o clase de persona tiene derecho o autoridad natural para tomar decisiones por otros u otras. Comunicarse bien, al igual que un buen liderazgo, trata sobre cómo hablamos con las personas, trabajamos en conjunto y tomamos decisiones. No hay que olvidar el papel cada vez más importante que juega la tecnología en la comunicación a nivel mundial, el acceso, manejo, control de la producción y propiedad sobre las tecnologías de la comunicación que tengan las mujeres puede tener un efecto muy positivo sobre el potencial de su liderazgo.

Por todo ello, la Diputación de Valladolid ha diseñado y preparado un Programa de empoderamiento y liderazgo de las mujeres jóvenes de la provincia, consistente en dotar a un número representativo de éstas de habilidades, instrumentos, conocimientos y herramientas que las permitan liderar, si así lo desean, sus asociaciones de jóvenes, los colectivos en los que se desarrollan o colaboran, incluso sus propios municipios.

EL PROGRAMA

Tratándose de formar a mujeres jóvenes para liderar su comunidad, se pretende dotar a las participantes de habilidades en comunicación, en nuevas tecnologías, conceptos de inteligencia emocional, nociones de liderazgo, etc.

Se desarrollará en 3 días: 1, 2 y 3 de noviembre. Las mañanas serán de carácter eminentemente formativo teórico, y en ellas se impartirán talleres, conferencias, charlas de contenido teórico. Las tardes serán más prácticas, con puesta en común y ejercicios prácticos sobre los contenidos impartidos durante la mañana.

Además, siempre acompañarán a las participantes dos técnicos especializados en animación contratados al efecto, quienes serán los encargados de dinamizar las tardes, dotar de continuidad a los contenidos, procurar el debate, el aprovechamiento de las jornadas, el equilibrio de los grupos, etc.

También, se considera muy conveniente que durante las cenas, para después mantener coloquios en un ambiente de intimidad, se celebren encuentros de las participantes con mujeres que hayan destacado por su capacidad de liderazgo (en la empresa, la política, la actividad profesional, el arte, la cultura, el deporte, etc).

PARTICIPANTES

El programa está diseñado para que participen 26 mujeres jóvenes, de entre 18 y 30 años (los límites serán las mujeres nacidas entre el 1 de noviembre de 1995 y el 31 de octubre de 1982).

Se pretende respetar la representación de todo el territorio provincial, por lo que se propone que sean seleccionadas 2 jóvenes de cada una de las trece zonas de Acción Social en que se divide el territorio provincial dependiente de la competencia de la Diputación Provincial.

Los requisitos para participar son:

  • Mujeres jóvenes nacidas entre el 1 de noviembre de 1995 y el 31 de octubre de 1982.
  • Empadronadas en municipios de la provincia de Valladolid con menos de 20.000 habitantes.

Para ello, las candidatas deberán presentar:

  • Solicitud de participación, según modelo normalizado.
  • Fotocopia del DNI (para acreditar cumplir el requisito de edad)
  • Certificado de empadronamiento en municipio de menos de 20.000 habitantes

El plazo para presentar las solicitudes por parte de las candidatas se extenderá desde la fecha de publicación en el BOP (publicado el día 14 de septiembre) hasta el 8 de octubre. El programa se publicará además en la página web de la Diputación, y se le dará la debida difusión a través de los puntos de información juvenil, CEAS, asociaciones de mujeres, etc.

El Servicio de Acción Social recogerá las solicitudes de participación e irá agrupándolas por zonas de acción social.

A la vista de las solicitudes existentes, se podrán producir las siguientes circunstancias:

  • Que en una zona de acción social existan más solicitudes que plazas. En ese caso se realizará un sorteo por el que se seleccionarán las dos solicitudes correspondientes a la zona de acción social. Las solicitudes que no hayan sido seleccionadas, quedarán en reserva.
  • Que en la zona de acción social existan dos solicitudes. En este caso las dos solicitudes serán admitidas.
  • Que en la zona de acción social hay menos de dos solicitudes. Las plazas que no resulten cubiertas, serán sorteadas con las solicitudes reservadas de otras zonas de acción social. En las bases se fijará la fecha del sorteo público.

BOP Nº 212 de 14 ded Septiembre de 2013