La campaña de verano volverá a batir récords, con más de 30.000 contrataciones en Castilla y León

Publicado el 20/05/2019

Todas las provincias registran incrementos con respecto a 2018, con Ávila (8,3%) como la que más crece y Valladolid (2%) la que menos

Share Button

Prosigue el ‘idilio’ de las campañas turísticas con la contratación temporal y mientras los últimos datos de evolución del empleo apuntan a una cierta moderación en la creación de puestos estables, el verano en cambio hace sonar trompetas de récord en el ámbito de las ETT. Según las previsiones de la empresa de recursos humanos Randstad, la campaña veraniega de este año superará las 30.000 contrataciones en Castilla y León, lo que supondrá un nuevo récord. Durante los meses de junio a septiembre, la empresa espera que se firmen 30.530 contratos en la comunidad, en los sectores de comercio, hostelería, transporte y entretenimiento, lo que supone un aumento del 4,2% respecto al año anterior y cerca del doble que la cifra registrada en 2010.

Ávila (8,3%), Segovia (6,6%) y Zamora (6,3%) son las provincias que registran un mayor crecimiento en la contratación con respecto a 2018. A continuación se sitúan León (4,6%), Salamanca (4,2%), Burgos (4%), Soria (2,5%) y Palencia (2,1%). Cierra la lista Valladolid con discreto 2%. A nivel nacional, Randstad también prevé que la campaña de verano de este año marque un nuevo récord de contratación, con más de 604.00 contrataciones en los meses de junio, julio y agosto. En concreto, las previsiones apuntan a un aumento del 6,5% con respecto al año anterior y del 90% frente a 2010.

Al ser el turismo el principal motor de contratación durante el periodo estival y coincidir este con la campaña de rebajas y todo lo que esta supone para el sector comercio, el transporte y logística, serán estos los sectores más necesitados de ampliar plantillas de forma temporal. Las empresas buscan promotores, dependientes y puestos de atención al cliente. Sin olvidar la hostelería, otro de los sectores que más impulsan el empleo en el periodo estival. «Los hoteles y otros tipos de alojamientos logran tasas de ocupación muy elevadas, llegando en muchos casos al 100%», apuntan. Los perfiles más demandados son camareros, camareras de piso, cocineros o personal de recepción, entre otros.

En el transporte, los más solicitados son todos aquellos perfiles relacionados con la infraestructura de transporte, en especial, el personal de puertos, aeropuertos y estaciones de transporte, «donde el conocimiento de idiomas es a menos uno aspecto indispensable para acceder a un empleo».

Según recuerda Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad, «el verano es sinónimo de buenas noticias para el empleo, ya que es una de las épocas que más dinamizan el mercado laboral». «Aproximadamente el 40% de los contratos indefinidos proceden de uno temporal. Además, este tipo de contrataciones pueden prolongarse y aumentan la empleabilidad de los candidatos de cara a buscar nuevas oportunidades laborales», afirma Pérez.