La OIT insta a subir los salarios en España al ritmo de la productividad

Publicado el 30/09/2014

El país tardará nueve años en recuperar los niveles laborales previos a la crisis, según señala la Organización Internacional del Trabajo, que resalta que la contratación temporal es muy alta

Share Button

Fuente: Diario de Burgos

30 de SEPT.

No hay motivos claros que justifiquen nuevas reducciones salariales en España. Así de contundencia se muestra la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su nuevo informe: España: Crecimiento con empleo, en el que asegura que la competitividad de costes ha sido completamente restaurada y aconseja «aumentar los salarios tanto como permita la productividad».

 En su opinión, en un momento en el que la recuperación económica sigue siendo «incompleta y frágil», nuevos recortes salariales solamente «socavarían la demanda interna por encima de cualquier beneficio que pudiese surgir en términos de aumento de las exportaciones».

Tras hacer esa afirmación, el director general de la OIT, Guy Ryder, fue preguntado por los medios durante la presentación del estudio si es preciso, entonces, empezar a subir salarios en España. Ante tal cuestión, Ryder se limitó a señalar que «no hace falta bajarlos más» y que, en todo caso, «hay que vincularlos más a la productividad a través de la negociación colectiva y el diálogo social».

Asimismo, el informe de la OIT recalca que más del 60% de los demandantes de trabajo en el país lleva en paro más de un año y que aunque la creación de empleo prosiga al ritmo actual, no recuperará los niveles de 2007 hasta 2023, por lo que considera fundamental que el Gobierno lleve a cabo una protección social adecuada.

Concretamente, apuesta por aumentar las prestaciones de los programas de protección a personas con especiales dificultades, sobre todo para los hogares con todos sus miembros en situación de desempleo, y ampliar los criterios para poder acceder a la Renta Activa de Inserción. Sobre el coste de estas medidas, la organización explica que pueden aplicarse algunas de estas recomendaciones «simplemente reasignando recursos y cambiando algunas de las prioridades actuales».

 

MÁS REFORMAS. En el documento presentado por la OIT se hace hincapié en que la incidencia del empleo temporal sigue siendo «persistentemente elevada» en España, por lo que se reclaman reformas, no solo para trasladar empleados de sectores en declive a otros mejor posicionados, sino también para «aumentar la protección de los trabajadores temporales y hacer más previsible el sistema de despidos, tanto para los empleadores como para los trabajadores».

La organización alerta también de la disminución de los trabajadores amparados por un convenio colectivo y de la cada vez mayor inaplicación de los mismos. Para aumentar la cobertura de los convenios, el informe propone dotar de mayor peso a los documentos sectoriales, monitorear las inaplicaciones para poder actuar en caso de conflicto y garantizar la representación efectiva de todas las partes en liza.

Otras de las recomendaciones de la OIT tienen que ver con la necesidad de contar en España con políticas activas de empleo «bien formuladas» y con un enfoque mejor orientado de las subvenciones a la contratación.

Por otro lado, la organización también hace un llamamiento a llevar a cabo una aplicación «efectiva de la Garantía Juvenil».

El informe también rompe una lanza en favor de una mayor creación de empresas en el país y, sobre todo, en apoyo a su crecimiento e internacionalización. Así, considera que sigue habiendo excesivas restricciones crediticias para las nuevas firmas, especialmente para las pymes, que además siguen soportando altas tasas de morosidad.

En el informe también se insiste en lo importante de simplificar los trámites administrativos y las cargas fiscales que conlleva la creación de empresas, así como en fomentar las inversiones productivas para las compañías.