Nueva oportunidad de emprendimiento rural.

Publicado el 03/05/2021
embarcadero

Licitan explotar la cafetería del embarcadero de Tobalina.

Share Button

En el verano de 2018, el Ayuntamiento del Valle de Tobalina inició las obras del embarcadero. Entonces contaba solo con una plataforma de hormigón que se adentraba en el embalse de Sobrón y que el gobierno central había construido en 2014 gracias al malogrado Plan Garoña. Casi tres años después, tras el parón de la pandemia y una inversión total que alcanza 1,6 millones, este privilegiado mirador a los Montes Obarenes podrá comenzar a generar beneficios económicos gracias a la licitación del bar cafetería que aprobó el pleno con el voto en contra de Vivir en Tobalina, que vio rechazadas todas sus enmiendas al pliego.

Cuatro interesados en la gestión de las instalaciones ya las han visitado y podrían entrar en la licitación de la cafetería ya equipada y  con una privilegiada terraza. El pliego plantea el cobro de un canon mínimo de 6.000 euros al año, que se abonará en cuotas mensuales. El contrato será de un año porrogable por un máximo de cuatro y para elegir a los gestores, el Consistorio valorará desde la oferta económica hasta la creación de empleo, la experiencia en  hostelería, el mantenimiento y limpieza del entorno o la memoria de gestión. Asimismo, obligará a abrir, al menos, de marzo a octubre, ambos incluidos.

El embarcadero, que aspira a completarse en el futuro con una embarcación de recreo que ofrezca paseos por el embalse, se encuentra en un espacio de unos 10.000 metros cuadrados, donde se cuentan un parque infantil, zona verde y de picnic o un aparcamiento de 750 metros cuadrados. Los interesados tendrán 15 días hábiles a partir de que se anuncie la licitación en la Plataforma de Contratación del Estado y el perfil del contratante de la web municipal.

Vivir en Tobalina calificó de «regalo» el canon de 6.000 euros anuales y la alcaldesa, Raquel González, sostuvo que «queremos que sea un gasto asumible». Por un precio muy similar, 5.000 euros, y un periodo máximo de 4 años también se acordó licitar la explotación de la cafetería de las piscinas.

Fuente: Diario de Burgos